10 razones para ser soltera (punto de vista masculino)

Foto de Josh Sam

Muchos dicen que vuestra meta en la vida es parir. Casaros y tener hijos. ¿Es eso verdad? Yo diría que no. Lo que queréis es tener pareja si la pareja os satisface. En todos los sentidos, ¿no? Que no vale sólo con ir al teatro y al cine y que viajar y cenar en restaurantes al lado del mar. Que hay que hacer otras cositas…

Bueno, pues diré, desde mi masculinidad, las diez razones por las que tenéis que estar solteras:

1. Los chicos somos malos enfermos.

Muy malos. Todo nos duele. Hasta ese pelito de la espalda, esos que no tendrían que estar ahí y que cuando me lo quitas suavemente con las pinzas parece que me estás depilando a hachazos.

2. No pasa nada si algún día fingís un orgasmo.

No significa que me quieras menos. Igual que no pasa nada cuando finjo que no me he recreado en el escote de la morena que nos hemos cruzado mientras dábamos un paseo por el parque. No denota que te quiera menos, aunque quizá sí suponga que comentes lo bueno que se está poniendo mi amigo Julián.

3. Los pedos, si no suenan, huelen peor.

A ver si nos aprendemos esta lección de una vez.

4. Los románticos no están pasados de moda.

No queréis que os invitemos a cenar, queréis que cuando salgamos del restaurante y vea que estás tiritando, te ofrezca mi chaqueta. ¿Van por aquí los tiros?

5. Puedo ser sincero contigo.

No tenemos que tener miedo a deciros que nos queremos ir con los colegas una semana a Punta Cana, con la pulserita, a cumplir las tres B’s: baño, bebida, baile. Intuyo que os da igual, que podemos hacerlo. Entre otras cosas, porque estáis deseando perdernos unos días de vista y fugaros con vuestras amigas donde os lleve el asfalto. 

6. Este es un punto delicado para nosotros.

No es agradable que os encontréis nuestra ropa interior esparcida por las baldosas del baño. A veces creemos que os gusta recogerla, sostenerla entre las manos y notar como una lágrima se precipita por vuestros mofletes sonrojados, llorando nuestra ausencia… Pero va a ser que no, que vivimos engañados.

Foto de G@bry

7. Que no pasa nada por hablar de la relación.

Puntualmente. Qué caritas ponemos cuando las arrancáis.

8. Hablemos del ocio

De vez en cuando, entre los encuentros de fútbol, las carreras de Fórmula 1 o de motos, los partidos de tenis, la etapas ciclistas y los combates de boxeo, podríamos ver una película o una serie, ¿no?

9. No quieres ser mi madre

Si no queremos que seáis nuestra madre, no actuemos como un hijo.

10.  Hablemos de lo importante

Y por último, me temo que el tamaño sí que importa.

Bueno, me callaré que esto está siendo demasiado duro para mí.

Ah, nosotros también tenemos nuestras razones para la soltería. No os crezcáis, mujeres del mundo.

2 Respuestas

  1. assumpta 4 años ago

Añadir Comentario