Richard Wagner

El compositor alemán Wagner (1813-1883) fue un visionario y tuvo una vida llena de acontecimientos y a menudo tumultuosa. Durante unos años, cuando era joven, vivía en la pobreza en Paris. Fue un innovador (incluso inventó su propio tuba para dar mas fuerza a la orquestra masiva que el requería en sus obras) y muy controvertido (seguidores de Brahms y Wagner se encontraban en conflictos constantes – de hecho la gente sigue discutiendo sobre él). Fue un mujeriego. Tuvo que huir de la policía dos veces debido a su apoyo a revolucionarios en Desdén y Munich. Fue egocéntrico; un supremacista blanco quien más tarde fue usado por los nazis para sus fines maléficos.

También fue un genio. Para él la opera significo drama musical en una escala grande y extravagante. Fue inspirado por el espirito romántico alemán de Weber, leyó abundantemente, escribió el texto para todos sus trabajos de los cuales ‘Der Ring des Nibelungen’ es el más famoso y formidable; sus cuatro operas abarcan quince horas de música. Construyó un teatro de opera en Bayreuth para que pudiera montar el drama gigantesco para lo cual necesito nuevos cantantes que pudieron satisfacer sus requisitos. En una visita a Londres en 1877 dirigió una serie de conciertos en el Royal Albert Hall para recaudar dinero para ayudar a pagar el déficit de su teatro, lo cual sigue en uso.

Wagner fue un experto en usar temas musicales para representar los caracteres en sus operas. Los ‘leitmotiv’, la identificación de los temas con los caracteres es una buena manera para prepararse para escuchar el ciclo entero del ‘Ring’ – algo que yo nunca he hecho, aunque he escuchado uno de los cuatro – Die Walkure, en concierto, y otras tres de sus operas en directo.Puede que ya esta claro que no soy un aficionado de Wagner. Le encuentro prolijo y bastante mal humorado – igual me falta paciencia, no me gusta mucho los mitos heroicos tampoco. Unos dicen que fue una influencia mala en el desarrollo de la música, unos compositores han intentado imitar su estilo pero sin su disciplina y creencias. Pero nadie puede negar su talento ó dedicación a su arte. La pura fuerza del ritmo y esplendor de su trabajo nunca será igualada en poder ó belleza. Aprendiendo de los demás, Wagner creyó un mundo musical que fue totalmente y excepcionalmente suyo.

B.R

5 Respuestas

  1. Anónimo 11 años ago
  2. Anónimo 11 años ago
  3. Anónimo 11 años ago
  4. Anónimo 6 años ago
  5. Anónimo 6 años ago

Añadir Comentario