Julio, ¡qué bueno que viniste!

Porque, sin buscarte te ando encontrando por todos lados, principalmente cuando cierro los ojos.

Añadir Comentario