Vacaciones en familia: suegra y cuñada

Esperamos los periodos de vacaciones con muchísima ilusión y numerosos planes, soñamos con playas paradisíacas y en un romance con nuestra pareja… pero la realidad es muy distinta y puede convertirse en pesadilla si no se controlan los riesgos ni se presta atención a las señales de peligro. Tu suegra y tu cuñada son animales que parecen domésticos y pacíficos… pero no lo son.

En este post analizaremos los principales peligros a los que nos enfrentamos en vacaciones y algunos trucos para gestionarlos. Seas hombre o mujer, suegra y cuñada tenemos prácticamente todos.

 

suegra vacaciones

 

¿Se puede evitar la convivencia?

Esta es la primera pregunta que debemos hacernos porque… si se puede, evita la convivencia.

La realidad es que hay varios factores que “obligan” a que tengamos que convivir con familiares durante nuestras vacaciones, principalmente en el verano:

Conciliación de la vida laboral y familiar. Generalmente, los niños tienen más 2 meses de vacaciones y alguien se tiene que encargar de alimentar, entretener y evitar accidentes a esos diminutos humanos. Las abuelas son el recurso más demandado y útil para estos casos. Cualquier alternativa, cuesta dinero.

Altas temperaturas. El aire acondicionado es un gran invento y nos alivia del calor extremo, pero si encierras a los niños en una casa durante días la posibilidad de accidentes se multiplica exponencialmente. El traslado a un apartamento en lugares más frescos que una ciudad, cerca de la playa o de la montaña, siempre es una alternativa muy utilizada.

Dinero. Las vacaciones son caras. Mientras trabajas no gastas, pero en vacaciones estás gastado dinero sin parar: helados, juguetes, feria… Esto hace que muchas familias se vean “obligadas” a compartir estos gastos durante las vacaciones.

En definitiva, cuando te vas a dar cuenta, estás instalado con 9 personas más en un apartamento de 90 metros cuadrados, escuchando los gritos de los niños jugando o peleándose y con tu suegra y tu cuñada cuestionando y reorganizando el equilibrio familiar que tanto te ha costado alcanzar con tu pareja e hijos.

Si no tienes MUCHO dinero ahorrado que te permita disponer de un apartamento propio, de campamentos de verano para los niños, de cuidadoras/niñeras, de permisos de excedencia en el trabajo, etc. etc. te aconsejamos que sigas leyendo este post.

 

suegra-cuñada-vacaciones

 

Principales focos de tensión

Esta parte es muy importante conocer. En un 99% de los casos de conflicto familiar en periodo de vacaciones el origen estaba en alguna de estas categorías:

Limpieza. Todos los días hay que limpiar y, desgraciadamente, no todas las personas tienen el mismo concepto de limpieza. Hay personas más tolerantes con el polvo o se mueven poco para recoger o fregar, mientras que otras son un poco exageradas con el orden.

Comida. Para dar de comer a 10 personas tres veces al día hay que comprar muchas veces y pasar muchas horas en la cocina. También hay personas más flexibles con la cantidad y calidad de la comida y otras más maniáticas con la forma de preparar los alimentos.

Ruido. Las vacaciones se suelen relacionar con paz y descanso, pero con 10 personas conviviendo los horarios son muy difíciles de gestionar. Que te despierten de la siesta los niños gritando, que no puedas conciliar el sueño porque tu suegra está jugando al parchís o que tu cuñado ronque como un oso son situaciones muy habituales.

Dinero. La comida y el entretenimiento de los niños cuesta dinero y no todas las personas se dan cuenta de este pequeño matiz. 

Intimidad. Las relaciones sexuales son siempre importantes y necesarias en una pareja y la inapetencia y la ausencia de intimidad es una fuente segura de generación de conflictos.

 

sexo pareja amor

 

Gestión del periodo vacacional

Si no puedes evitar la convivencia, debes afrontar una situación peligrosa y no bajar la guardia en ningún momento. Estos consejos te ayudarán a sobrevivir.

Nunca olvides que es un periodo temporal. No vas a vivir con tu suegra durante el resto de tu vida. Transcurridas unas pocas semanas volverás a tu hogar y lo valorarás más que nunca.

No intentes organizar nada. ELLAS ya lo han pensado y decidido todo, por lo que no intentes mejorar nada.

No hables si no es necesario y contesta con Si/No/No lo sé. No te fíes ni de las preguntas más fáciles. Tu suegra y tu cuñada son ex-agentes de la KGB especialistas en interrogatorios exhaustivos.

Sé obediente. Con frecuencia te darán órdenes para ponerte a prueba. No discutas y haz lo que te manden porque “lo vas a hacer te pongas como te pongas“.

Trabaja si puedes o huye de vez en cuando sin dar explicaciones. Probablemente ni se den cuenta de que no estás.

 

prision huida escape fuga

 

Negocia las relaciones sexuales antes de ir de vacaciones. Intenta estar un 50% por encima de la media durante el mes anterior (donde cada uno tenga su media) y un día de fuga sexual a mitad de las vacaciones. No te subas en el coche sin tener esta negociación firmada ni confíes en la iniciativa de tu pareja.

Sé inteligente, pero no idiota. Los momentos de tensión se generan dentro de la vivienda, por lo que intenta pasar tiempo fuera de ella. Tal vez te tengas que llevar a los niños y entretenerlos, pero que te financien el entretenimiento. Si lo pagas tú, serás idiota. Elige cómo y cuándo encargarte de los niños y, además, te evitarás tareas del hogar.

El fútbol en verano no tiene mucho interés (Y lo sabes!!!). Elige bien los partidos que quieres ver (finales), pero comunica bien alto todos los que no ves para facilitar la convivencia.

Promueve algún plan con tus amigos de tu mismo sexo. No te pases de listo y pienses que vas a salir todos los días. Elige bien los días y comunícalos con tiempo para que no haya dudas. Si no tienes amigos, te los inventas.

No te fíes de tu cuñado. Tu cuñado buscará aliados para protegerse de la “terna asesina” y, aunque parezca tu amigo, te venderá seguro para salvarse él… o conseguir relaciones sexuales con su mujer. No te fíes de él nunca.

No seas vengativo. Tarde o temprano tu mujer discutirá con su madre y/o hermana, pero nunca debes criticarlas mientras estés bajo el mismo techo porque ya no podrás dormir por las noches. Sé diplomático, tratar de conciliar la paz… y aprovecha el momento posterior para huir, ver un partido o bajar solo a la playa.

Y ríete. Cuando te levantes por la mañana y veas a tu suegra con una “bata fresca”, hazle una foto y envíasela a tus amigos. No pierdas la oportunidad!!!

 

Seguir leyendo:

2 Respuestas

  1. Julia García Yus 2 años ago
    • Euroresidentes Euroresidentes 2 años ago

Añadir Comentario