El no a la Unión Europea


La lección de Blair

El “no” francés representó una convulsión en Europa. Los ciudadanos están donde siempre han estado: en la realidad de cada día. Los políticos en las nubes. Por esto Tony Blair ha sorprendido poniendo un pié en la tierra.

Según ‘The Guardian’ la intervención de ayer de Blair ante el pleno del Parlamento Europeo dejó a todos boquiabiertos y a juzgar por las expresiones de todos los parlamentarios al acabar su discurso, así fue.

Necesidad de cambios en Europa, el NO

No sabemos si es la tercera o la cuarta vía, pero Europa necesita cambios. Muchos cambios. Los ciudadanos franceses y holandeses no han dicho un no a Europa, han dicho “no” a ciertas cosas que no gustan, ni ilusionan a nadie:

1. Han dicho “No” a una burocracia arrogante y con unos privilegios personales que nadie tiene en sus países de origen.

2. Han dicho “No” a una Unión Europa a que se le asigna un presupuesto residual destinado al pago de las facturas que nadie quiere asumir (agricultura, cheque británico, “fondos de cohesión”) mientras que la innovación, la investigación, la ciencia, la tecnología, la nanotecnología… quedan rezagadas no sólo por detrás de Estados Unidos sino de países como China (caso de la nanotecnología).

3. Han dicho “No” a la falta de una política exterior relevante capaz de representar lo intereses europeos en el concierto nacional y equilibrar el peso abusivo de los Estados Unidos.

4. Han dicho “No” a la falta de garantías en el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos en el marco territorial de la Unión. En España, el caso del movimiento “abusos urbanísticos no” es representativo de este tipo de cosas.

5. Han dicho “No” a la desidia, al reparto y al conformismo. Al “pactismo” y a la falta de transparencia política. A la falta de ilusión y de objetivos relevantes para que Europa recupere el liderazgo que le pertenece.

En definitiva, han dicho “NO” a la mediocridad política. Por esto, Blair “el antieuropeo pragmático, y europeo apasionado” ha dado una lección.

Quizás el Presidente José Luis Rodríguez Zapatero debería recuperar la alianza de España con Blair. Sus socios, Francia y Alemania no pasan por un buen momento y habrá que dejar pasar el tiempo para que otros líderes de estos dos últimos países vuelvan a tirar del carro de la Unión Europea.

No hay muchas alternativas para la política exterior.

Añadir Comentario