ARCO: el mejor arte contemporáneo en España

ARCO se ha convertido en un emblema de lo que la España de hoy puede llegar a representar, cuando la gestión, creatividad e imaginación participan armoniosa y equilibradamente y se plantean objetivos claros. ARCO convoca el mejor arte contemporáneo en España con una atracción y proyección internacional que va camino, al igual que otros movimientos españoles de hoy, de adquirir un fuerte liderazgo en todo el mundo.

El liderazgo de ARCO le posibilita nuevas capacidades, como la incursión -hasta ahora inédita en los circuitos oficiales del arte-, de muestras de las más destacadas referencias del arte urbano, enmarcadas en ámbitos de la cultura del graffiti, el hip hop y el street art.

25 años de Arco y su liderazgo

La edición de este año ha confirmado su liderazgo internacional más absoluto. Es una pena que la España que se transmite hacia el exterior no supere las miserias políticas y sea acreedora de los méritos y triunfos que hoy ostenta ARCO, un legado excepcional para la imagen de la España moderna, más allá de su progresismo legislativo actual o de su torpe capacidad política para hacer grandes alianzas de civilizaciones o para acometer la “guerra santa” contra el islam.

ARCO se ha convertido en el máximo referente internacional para el mundo del arte moderno. En su andadura sus logros son inmensos, ha creado un auténtico patrimonio de arte moderno, ha revalorizado colecciones y artistas, ha proyectado firmas nacional e internacionalmente y ha propiciado una difusión institucional del arte de moderno en España y en todo el mundo. ARCO es hoy una de las grandes ferias internacionales, superando a las que se celebran en París, Colonia o Berlín.

Rosina Gómez Baeza y ARCO

En estas tareas y logros ha tenido mucho que ver Rosina Gómez Baeza, una mujer excepcional que ha sabido moverse con soltura, ideas claras y convicción. Una mujer de sensibilidad que manifiesta sus preferencias por László Moholy-Nagy, Klee, Kandinsky; o Humberto Boccioni. Pero Rosina ha demostrado una capacidad de gestión y de claridad de ideas en este difícil medio del Arte, fuera de lo común.

Se va después de dirigir veinte ediciones de la Feria de Arte, con un saldo positivo. En 1987 llegó a una Feria marcada por la crisis interna. Trabajadora infatigable, ha convertido ARCO en un fenómeno social, por el que cada año pasan 200.000 personas. Lo que se ha llamado acertadamente “la socialización del arte moderno“. ARCO es una obra suya, tras estas dos décadas en las que ha debido superar difíciles metas de todo tipo.

Rosina no ha dudado durante estos años de viajar y contactar con cualquier experiencia o movimiento relevante que en cualquier ámbito estuviera relacionado con el arte moderno dentro o fuera de España. Ha buscado convocar a los mejores artistas, aplacar el difícil mundo de las galerías, integrar nuevos movimientos desde el ámbito universitario (el caso del MUA) hasta
el grafitti.

Las exquisitas formas e inteligencia de Rosina Gómez Baeza han permitido aumentar el prestigio y el respaldo internacional, círculo en el que la repercusión actual era impensable hace veinte años.

“Es momento de invertir en Arco”. “No basta con que Arco genere beneficios, hay que invertir en la feria, porque el del arte es un mercado muy competitivo”, declaró en una entrevista a Efe Rosina Gómez Baeza.

Su sucesora, es la donostiarra Lourdes Hernández, y dada la altura que hereda de ARCO, tiene una apasionante tarea para los próximos años.

Temas relacionados con Arte moderno, Arco, Rosina Gomez Baeza:

Añadir Comentario