Innovación educativa, MOOCs y el futuro de la educación superior

Reproduzco mi intervención en “Innovation in Education” (nota y vídeo al final), en la sesión que participó también Eric Grimson, ex-Chancellor del MIT. Los promotores del Workshop nos invitaron a centrarnos básicamente en la innovación educativa y los MOOCs…
_________________________________________________

Estrella Pulido, Eric Grimson y Andrés Pedreño

Trataré de concentrar en los 20 minutos de intervención estas 10 reflexiones referidas a la innovación educativa, los MOOCs y el futuro de la educación superior.

1. ¿Tiene usted un extraordinario campus virtual “cerrado” en su Universidad?

Si la respuesta es sí, quizás no sea una buena noticia. Especialmente si desempeña un papel relevante en la enseñanza de su universidad y su misión es “enlatar” clases convencionales en un sistema cerrado. Internet ha abierto el mundo: innovación abierta, universidad abierta, open mind

2. La educación online es abierta

Charles Vest, Presidente del MIT a principios de la década pasada impulsó una iniciativa revolucionaria: OpenCourseWare (OCW) y con ello toda una declaración de principios: education is open.

La valiente e inteligente iniciativa supuso la compresión de lo revolucionario de Internet para promover la difusión de la información, y el desarrollo del conocimiento y la innovación. El concepto de open education institucionaliza en la práctica uno de los derechos fundamentales del ser humano.

El mundo iberoamericano comprendió y lideró muy pronto este movimiento de forma entusiasta. Tengo el honor curricular de haber sido el Consejero Delegado de Universia que firmó el acuerdo con el MIT para, primero, la traducción del OCW y después la propia puesta en abierto de los materiales docentes de miles de docentes de nuestras universidades en el OCW Consortium.

 

3.
MOOCS: educación online masiva

El conocido curso de Sebastian Thrun en la Universidad de Stanford llamó la atención desde el primer momento por su carácter masivo, se matricularon miles y miles de estudiantes procedentes de decenas de países.

Ante tal envite, la respuesta inmediata de las más prestigiosas universidades no se hizo esperar. Edx, Coursera, Miriadax,  confirman desde el primer momento que estamos ante un fenómeno masivo, internacional y global. Millones de estudiantes están interesados por la formación online.

Los nativos digitales, los millennials, millones de estudiantes nos mandan un mensaje claro: “somos una generación digital y queremos aprender por Internet“.

El atributo masivo tiene implicaciones relevantes para la educación. No sólo es un revulsivo en los costes y en la globalización educativa.  La tecnología actual (big data, herramientas especializadas) incrementa extraordinariamente el potencial de un curso masivo -todo lo contrario que en una clase presencial-, abriendo una capacidad de innovar sin precedentes.

¿Ha nacido una nueva industria? Ser competitivo y exitoso en esta educación online masiva -implícita en los MOOCs- supone ser eficiente e innovador en recursos como: vídeos, materiales docentes complementarios, interacción docente, controles, gamificación, aprendizaje colectivo, creación de comunidades virtuales, evaluación entre pares… Todo un nuevo know how de la enseñanza y la didáctica online.

 

4. Los MOOCs ¿una innovación disruptiva?

Los MOOCS son algo más que lo que sus siglas nos expresan: “Cursos Abiertos Online y Masivos“. Para empezar han sido objeto de uno de los más grandes debates educativos que se han producido en las últimas décadas.  A mi modo de ver tienen una naturaleza disruptiva en sí misma que los hacen muy valiosos para acelerar el progreso en nuestras universidades. Señalaré en cinco aspectos la importancia de su disrupción.

  • Los alumnos de cualquier país pueden acceder a cursos online de Universidades con muy alta reputación y competitividad internacional. La Universidad tradicional se siente amenazada. Surgen preguntas como: ¿Son todas las universidades igualmente competitivas para ofrecer MOOCs? ¿Como se verán afectadas las universidades presenciales de todo el mundo con estas nuevas ofertas de universidades como Stanford, Harvard, MIT…?
  • La naturaleza de los MOOCs: ¿un complemento o una alternativa?
    Y las preguntas continuarían: ¿Son instrumento sólo para educación continua? ¿Todas las universidades son productoras? ¿Son certificadoras? ¿Alteran el orden universitario actual? ¿Ponen en crisis la Universidad local? ¿Cómo deben ser la clases presenciales?
  • Los nativos digitales masivos exigen otra forma de aprender.  Los alumnos de los MOOC han dejado desde el primer momento una “protesta silenciosa”, introduciendo más disrupción. Lo han hecho a través de un alto porcentaje alto de abandonos o lo que es casi lo mismo una escasa fidelización. En algunos casos el 90% de alumnos no concluyen sus estudios online. Es una importantísima llamada de atención. Parece que nos quisieran decir: Eh! “Queremos aprender online, pero no de esta forma”. “Por favor, no nos “enlaten” las clases de siempre. Internet nos ha enseñado otra forma de aprender (con vídeos divertidos, recursos divertidos, claros, gamificados…)“. De alguna forma los alumnos de los MOOCSs  nos están fijando un nivel alto de innovación educativa. Su interés es masivo, pero su aceptación de lo que ofrecemos no tanto… (Ver más).
  • La propia demanda masiva de los MOOCs y el estado de madurez de Internet también invita a una innovación educativa creativa. El potencial actual de la innovación para la educación online es inmenso. Disponemos de un ecosistema de internet lleno de vídeos, recursos multimedia, infinitas herramientas, gamificación, interacción social. también de buenas practicas, algunas de bajo coste. Los MOOCs no se han generado espontáneamente, son producto de una progresiva madurez digital donde no faltan apuntes como la Khan Academy y otras múltiples manifestaciones muy interesantes.
  • La riqueza del debate es muy amplia. se podría decir que esto no ha hecho nada más que empezar.   Los MOOCs nos han dado una excusa, casi una coartada, para adelantar cambios previsibles,  y modernizar nuestros métodos y estructuras. Acelerar el paso de una enseñanza analógica a una digital. Pero también a una educación capaz de primar las nuevas necesidades de nuestros estudiantes, que crean startups o trabajan en empresas y sectores donde la capacidad de innovar es fundamental. Emprendimiento y empleabilidad de nuestros alumnos deben ser las dos grandes obsesiones de nuestras universidades sin escatimar medios y herramientas para ello. Los MOOCs son una buena base para empezar.

La disrupción en síntesis puede ser el fundamento para la construcción progresiva de la Universidad del futuro, capaz de responder a la sociedad digital de nuestra era. (Para ver más: Los MOOCs son una innovación disruptiva).

 

 

5. ¿Reinventar la clase presencial? El aula invertida (Flipped Classroom) / Blended Learning

¿Cómo vamos a seguir dando apuntes en clase si tenemos a un Premio Nobel que proporciona a nuestros alumnos excelentes vídeos y materiales docentes para que cómodamente desde sus casas puedan asimilarlos?

Los MOOCs y en general los recursos abiertos quizás nos obligan a invertir el método docente. Los apuntes ya están tomados, nuestros alumnos los tienes envasados y en casa, listo para ser repasados en su ordenador, TV, móvil, google glass. Pueden ser cursos MOOCs “gamificados”, cuyos test online inmediatos le dicen al alumno en tiempo real su grado de asimilación y la indicación para progresar o subsanar sus déficits. La clase convencional con alumnos tomando apuntes tiene poco sentido.

Lo que ha venido ocurriendo en nuestras clases presenciales debe hacerse antes en casa. Y a la inversa. Lo que se mandaba para casa debería trasladarse a clase, con el profesor.  Los trabajos prácticos, la aplicación de los conocimientos, el desarrollo de la creatividad, el debate y la generación de ideas, el trabajo en equipo deberían volver a la clase presencial, tutelados con la ayuda y la experiencia del profesor.

Una Flipped Classroom (Aula Invertida) no es otra cosa que la revalorización del aula presencial, del acto presencial. Puesto que aquello que puede hacerse sin la necesidad física de estar en un lugar determinado, a una hora concreta -con el consiguiente coste-  tenemos la opción de llevarlo a Internet.

Por supuesto, el concepto de Blended Learning permite con flexibilidad diseñar un conjunto muy diverso de la posibilidades entre lo presencial y virtual, y adecuarse a la realidad de cualquier universidad o las exigencias de cualquier área de conocimiento.

6. La hibridación y la personalización de las enseñanzas universitarias

La fusión entre los MOOC y la Universidad presencial (el aula invertida) puede dar lugar a que se den respuestas a temas de la mayor importancia, como son la hibridación y la personalización.

Los recursos educativos de los MOOCs abiertos y online tienen el atributo de la flexibilidad y poder ser moldeables. La ingeniería de los MOOCs puede dar mucho de sí: uso de itinerarios digitales flexibles que permitan a alumnos de diferentes especialidades hibridar y complementar conocimientos de disciplinas diferentes. Para un economista no tendría que ser un problema seguir un curso de derecho (y a la inversa) si modulamos los recursos docentes y diseñamos itinerarios en función de la capacitación y nivel de conocimientos.

Estamos llegando al concepto de enseñanza personalizada. Los estudiantes abordan un tema concreto, con diferentes niveles de comprensión y de experiencias, que, en parte, conducen a un aprendizaje individual a un ritmo diferente. La construcción de itinerarios o módulos diferentes permite a alumnos  de niveles de conocimientos desiguales escalar individualmente hasta los objetivos finales de formación.

En esta línea hay que situar propuestas interesantísimas como la educación o aprendizaje basada en competencias en línea (online competency-based education “CBE”). Sirve como el eslabón perdido entre los resultados del aprendizaje y las necesidades de las empresas. Una solución como la educación basada en competencias tiene el potencial para reducir la brecha creciente entre la educación superior tradicional y los niveles de una gran parte de la fuerza de trabajo laboral de cualquier país.

 

7. La educación puede y debe ser generada colaborativamente.

Los atributos de los MOOCs y las herramientas de las tecnologías online hacen deseable y necesario el trabajo colaborativo. Algo que es consustancial a la cultura de Internet y que ha dado lugar a recursos tan sorprendentes como wikipedia o la revolución del open source. Nada que por otra parte no se plasme ya en la tradicional edición de manuales en papel colaborativos tradicionales donde diferentes especialistas aportan aquellas partes cuyo conocimiento es más competitivo.

Es una buena oportunidad para fomentar el espíritu de un conocimiento realmente universalizado donde diferentes universidades y especialistas colaboran activamente en la producción de los MOOCs y recursos educativos abiertos en general.

Las Universidades deben incentivar una nueva cultura en torno a la colaboración y la innovación. No se trata tanto de establecer alianzas entre grandes plataformas como de crear una cultura en torno a la innovación educativa y a la redes de colaboración disciplinar entre todas las universidades del mundo.

8. Responder a las necesidades reales de una sociedad cambiante de forma acelerada.  Big Data.

El big data, la analítica está llamada a representar un papel muy importante no sólo en la mejora y diseño de nuestra educación online masiva. Su potencial aún es mayor.

¿Cómo es posible que actualmente en la Unión Europea tengamos 800.000 vacantes de puestos de trabajo porque no hay perfiles que satisfagan las necesidades de sectores de futuro como la economía digital, la nanotecnología, nanomedicina, etc.?

Las universidades deben tener capacidad de responder de forma anticipativa a los retos y demandas de la sociedad actual.

Los MOOCs pueden ofrecer respuestas flexibles y rápidas a las necesidades derivadas de cambios rápidos y disruptivos.

Big Data, por ejemplo, se convierte en una herramienta interesante para mejorar tanto una oferta formativa anticipada, como para mejorar la metodología de cursos seguidos masivamente. El Big data se utiliza para cosas como predecir los movimientos al alza o a la baja de los mercados de capitales en función de la enorme información social existente en la red. También puede y debe utilizarse esta  información para predecir las necesidades formativas de la sociedad. Los MOOCs masivos, abiertos, flexibles pueden representar una auténtica revolución a la hora de afrontar este tipo de retos.

 

9. Una nueva era para el emprendimiento universitario y la innovación en la sociedad del conocimiento (los MOOCs y las comunidades)

Las posibilidades de innovación con los MOOCs son inmensas. Permítanme referirme a una experiencia en la que estoy implicado personalmente.  Unimooc nació en España -apenas unos meses más tarde del afamado curso de Sebastian Turn en Stanford-, como un grupo de trabajo colaborativo en torno a los MOOCs entre personas de universidades y empresas (como Google).

Con muy escasos medios -y para ser complementario con otra gran iniciativa posterior del Santander Universidades (Miriadax)- pusimos foco en un tema concreto, el emprendimiento, y en una metodología low cost.

Hoy UNIMOOC se ha convertido en un interesante proyecto de experimentación e investigación poniendo foco en la construcción de una Comunidad. Unimooc cuenta con doce cursos MOOCs para emprendedores (desde Lean Startup de Steve Blanc al Comercio Electrónico, pasando por Emprender en Silicon Valley o la Seguridad en Internet). Para desarrollar esta comunidad se cuenta con 50.000 emprendedores pertenecientes a más de 100 países y que se relacionan a través de herramientas características de las redes sociales. El proyecto ha sido reconocido por Google con diversos premios y presentado recientemente en Shanghai como una buena y original práctica de la metodología MOOC. Es un ejemplo de lo que se puede generar con escasos fondos en materia de MOOCs.

Como también lo es que en un país pequeño como España lidere los MOOCs en Europa con un proyecto de entidad. La red Universia, una plataforma de más de 1.200 universidades iberoamericanas, tras su plataforma Miriadax, aporta una red universitaria muy superior numéricamente por ejemplo a Coursera o al resto de plataformas anglosajonas.

Distribución de los MOOCs en Europa

 

10. La democratización y universalización de la educación universitaria. 

Para concluir permítanme subrayar que estamos asistiendo a una etapa apasionante. Los MOOCs con su naturaleza disruptiva, pueden convertirse en un elemento dinamizador de la innovación universitaria, pueden ser un motor para cambios que acerquen a las Universidades de nuestro tiempo: la sociedad digital, a la era del conocimiento.

Países como China o la India o continentes como África pueden acceder a innumerables recursos educativos en la red. Hoy en día la educación abierta, los MOOCs ya suponen un avance conceptual sin precedentes para la democratización y el acceso universal a una educación universitaria de calidad. Tengamos la mente abierta, salgamos de nuestra zona de confort universitaria… la democratización de la educación universitaria es un reto apasionante para la humanidad.

Y también lo es extender la educación superior a toda la vida. Nos toca reinventarnos en nuestros métodos docentes para que nuestro alumnos puedan reinventarse profesionalmente a lo largo de toda su vida profesional. Salgamos de nuestra zona de confort.

Complementariamente Sobre el futuro de la educación superior ver: La Universidad del futuro: prospectiva y utopías

_________________________________________

Video streaming de la sesión y Nota sobre evento:

 

Nota sobre el Evento: 
Celebrado el 15-12-2014  en Boadilla del Monte (Madrid). Workshop sobre “Innovation in Education”,
organizado por Escuela Politécnica Superior de la Universidad Autónoma
de Madrid y el Santander Universidades. Con la intervención de Eric Grimson, ex-Chancellor del MIT centrándonos básicamente en la disrupción de los MOOCs.
El acto, apoyado
por el Santander Universidades, ha permitido una amplia participación
internacional de su red universitaria en todo el mundo (universidades
chinas, anglosajonas, iberoamericanas…) a través de streaming en la sección de preguntas (profesores de Yale, Shanghai Jiao Tong University, Fundación Qatar…). Introdujeron el acto, Salvador Medina, director general del Santander Universidades y Estrella Pulido,  profesora de la Escuela Politécnica Superior de la UAM.

Se recibieron preguntas de la Red “Santander Universidades”, a través de la sesión de vídeo streaming. Agradezco a los profesores Pedro Pernías y Luis Moreno la ayuda recibida para la contestación de las preguntas. Algunas preguntas se recogen en los Comentarios de este Post por su interés.


mis-albumnes

Cómo sobrevivir a tanta innovación

odesk

7 empresas para empezar con menos de 100 euros

8 Respuestas

  1. SI 3 años ago
  2. E.J. 3 años ago
  3. D.R. 3 años ago
  4. O.R. 3 años ago
  5. G.L. 3 años ago
  6. HF 3 años ago
  7. JC 3 años ago
  8. Juanjo Diaz 3 años ago

Añadir Comentario