China es un país estratégico para España y la comunidad china en nuestro país es fundamental

El título de este post se acercaría bastante a una perogrullada pero a la luz de la Operación Emperador, tal como señala muy bien Iván Mañez (Global Asia), uno de los jóvenes emprendedores con mayor talento de España, se corre el riesgo de olvidar algunas cuestiones importantes para nuestro país.

Tal como señala Mañez los acusados “deberán de ser juzgados por la justicia española, no por los medios de comunicación ni por otros colectivos interesados en avivar contra la desconfianza hacia el ciudadano chino”. (ver Operación Emperador).

En España viven pacíficamente más de 160.000 ciudadanos chinos y es una comunidad que aporta riqueza y vínculos con uno de los países que está llamado a ser en muy pocos años la potencia económica hegemónica mundial.

 

Una estrategia como país hacia China

Algunos países de América del Sur no miran hacia el norte, ni hacia Europa. Chile por ejemplo tiene una inteligente estrategia que pasa por situar a China en centro de sus economía y en el desarrollo de múltiples vínculos de todo tipo. Esta estrategia le está dando magníficos resultados y no solo comerciales sino en múltiples y productivas direcciones.

Como es sabido, los ciudadanos chinos tiene un cultura de la relaciones humanas bastante singular. Tiene buena “memoria”   y desarrollan vínculos de confianza bastante estables y duraderos en términos de comunidad.

Hace un año, un conocido master universitario con una elevada matrícula tuvo sus primeros cinco estudiantes chinos producto de una receptiva política de la institución en otras actividades.
No dominaban bien la lengua, algunos profesores mostraron bastante incomparensión al respecto, resultado, año siguiente: cero estudiantes. Desde Algeciras viajan clientes chinos a recibir asesoramiento convencional (impuestos, cuestiones legales etc.) de sus negocios en un despacho de Murcia, simplemente porque algunos miembros de la comunidad se sienten bien tratados.

Digo otra perogrullada si recuerdo que España no anda muy sobrada de nada. Pero nuestra actitud con los inmigramtes en general o con algunas nacionalidades no puede ser más obstusa.

Nos hace falta tomar muchas conciencia de lo que somos y  donde estamos. Quizás así comprenderemos que el comercio con China es fundamental en las dos direcciones. Que el turismo chino puede multiplicarse por “n” veces en muy pocos años, que ellos son una salida nada desdeñable para nuestro excedente de stock inmobiliario…

Que la justicia juzgue cualquier delito pero que esto no sirva para estigmatizar toda una comunidad.

Entrevista a Ivám Mañez en TVE

 


empleabilidad-universidad (3)

La empleabilidad de los universitarios: un tema crucial para nuestro futuro

nativos-digitales-dni-electronico

DNI electrónico por Internet y reingeniería de procesos

Añadir Comentario