Alicante en la Economía Digital. Premio Google Actívate a la Comunidad Valenciana

El diario Información y Google me han pedido que haga una breve referencia a “Alicante en la economía Digital”, en una ocasión tan señalada, por el reconocimiento que Google hará a la Comunidad Valenciana en este mismo acto (Premio Google Actívate a la Comunidad Valenciana).

Google Premia a la Comunidad Valenciana

Más allá de la innovación, la disrupción y la transformación digital 

Dejadme que empiece por algo obvio: Para un país no hay futuro sin economía digital. Nadie discute la necesidad e interés de las infraestructuras como el Corredor Mediterráneo, fundamental e imprescindible por muchos motivos y a cuya reivindicación me sumo de la forma más entusiasta.
Pero las infraestructuras, sin actividad económica relevante, no llevan a ningún lado. En esto la Comunidad Valenciana y España han tenido una aleccionadora y reciente experiencia.

Y la actividad económica del futuro está indisolublemente ligada a la economía digital. En el mundo las grandes compañías de referencia ya no son las petroleras, los bancos o las grandes empresas de servicios públicos (las denominadas utilites) . A Google, Apple, Amazon, Microsoft, Facebook, van añadiéndose por abajo otros muchas compañías que afectan hoy a nuestros taxis, mañana a la oferta de hospedaje, pasado mañana a los bancos… Centenares de unicornios -la mayoría procedentes de Estados Unidos o Asia- que están dando paso a una economía digital que no sólo transforma la tradicional sino -si me permiten el término- la “disrupta” y genera un nuevo tejido económico sectorializado con nombres y apellidos: fintech, protech, agrotech foodtech, traveltech edtech, edutech

En España, la Ministra de Empleo indicaba hace pocos días que, según los datos más recientes, el 18% de los empleos creados en nuestro país pertenecen al ámbito de la economía digital.
Ella misma citaba que por cada dos puestos de trabajo perdidos en la economía tradicional se crean cinco en la digital. Y creo que son pocos. Hay muchísimas vacantes de puestos de trabajo por cubrir el área de la economía digital, en toda Europa se estiman más de 900.000.

Hablar de innovación hoy es como no decir nada

Hablar de innovación hoy es como no decir nada. Ya no hay procesos de innovación al uso, al estilo de lo que ha venido aconteciendo hace pocas décadas. Hay disrupción. Esto es, de forma creciente irrumpen en los mercados tecnologías que alteran profundamente las reglas del juego en términos de los propios productos y servicios ya existentes, sus precios, la distribución, la cualificación del trabajo, los medios de pago…  

Para sobrevivir a las disrupción todos los sectores y empresas deben afrontar una transformación digital imprescindible.
 
Y para esto es decisivo tener una economía digital fuerte, un ecosistema con talento, startups-empresas digitales especializadas en sectores clave como datos o Inteligencia Artificial.

Google premia a la Comunidad Valenciana

El potencial digital de la provincia de Alicante

El potencial digital de la provincia de Alicante es un activo de primerísimo orden para la Comunidad Valenciana y para España. Pero hay escaso conocimiento de esto.

Alicante siendo fiel a su modelo de descentralización territorial presenta un mosaico de empresas digitales llamadas a liderar algunos campos de la economía digital en España, en Europa o incluso en el mundo. Casos de éxito sin ayudas oficiales, aceleradoras o respaldo financiero (más allá del consabido family, friends and fools…), ni tampoco en ningún “hub” o ecosistema privilegiado.  Como he dicho estos casos de éxito si los mapificamos están en puntos tan distantes como Alcoy, El Campello, Finestrat, Callosa, Elda, Elche, Torrellano, Jávea, Alicante… Algunos nacidos y desarrollados en los peores años de la crisis en España. En el mismo periodo que salían 1.000.000 de jóvenes españoles fuera de nuestro país.

Captura de pantalla 2017-11-25 a las 12.05.30

Estos casos de éxito extraordinariamente interesantes pertenecen a sectores tan dispares como el hardware de telefonía móvil o musical, la creación de una marca digital y comercio online en torno a una gafas de sol (camino de ser el tercer producto mundial de ese producto, una empresa que no existía hace apenas 4 años), la distribución de videojuegos,  los videojuegos deportivos en plataformas móviles, la atracción de nómadas digitales, los  desarrollos web en torno a la cocina y la gastronomía,  la geolocalización de imágenes, o los servicios como la captación de leads, por citar tan sólo unos pocos ejemplos.

Estas empresas en algunos casos han atraído la atención de compañías internacionales de primer nivel norteamericanas (seguridad en videojuegos, servicios de rendimiento de sistemas), japonesas (cocina-gastronomía) o alemanas (big data + inteligencia artificial), adquiriéndolas y/o a través de acuerdos estratégicos.

El networking alicantino desde abajo: una de las claves del éxito del ecosistema alicantino

Un activo de este desarrollo no planificado, ha sido el networking, el desarrollo de plataformas colaborativas espontáneas. Ostento con orgullo pertenecer al Hacker Club de Alicante, impulsado hace unos siete años por Eduardo Manchón y Andrés Torrubia. Algunas sesiones que han versado sobre el estudio crítico del caso debo calificarlas dignas de las mejores escuelas de negocios que hay en el mundo.  The Hacker Club ha sido la inspiradora de AlicanTEC, asociación cultural sin ánimo de lucro, que presido y que tiene por objetivo apoyar el desarrollo de la economía digital en la provincia de Alicante. Su junta es indicativa del talento alicantino autóctono o importado: Andrés Torrubia, Nuria Oliver, Javier García, Eduardo Manchón, Manuel Desantes, Ezequiel Sánchez, Rebecca Rippin, Angel Pineda, Eugenio Triana, entre otros… La conforman unas 150 empresas socias que hoy ofrecen una cuenta de resultados sólida en el ámbito de la economía digital.

Este pequeño ecosistema alicantino está lleno de potencial. Es un trozo en la Comunidad Valenciana  de los mejores ecosistemas digitales internacionales, capaz de pivotar hacia el futuro y propiciar sólidos procesos de transformación digital incluso en la economía convencional.  La profundidad y complejidad de la transformación digital actual (el actual presidente del BBVA recuerdo que dice que un banco será una empresa de software) exige, insisto, de una economía digital fuerte, con empresas de servicios digitales extraordinariamente competitivos y muy lejos de las improvisaciones.

Hay una generación de empresas alicantinas de servicios digitales cuyo prestigio y competitividad se proyecta más allá de nuestro ámbito territorial. Están exportando sus servicios a Madrid, Londres, México, Lisboa… Sus ofertas, más allá de los tópicos prevalecientes, les sitúan entre las compañías más competitivas en el tratamiento y generación de datos o en machine learning y su aplicación al marketing digital y el comercio online. O en el difícil arte del diseño digital en el ámbito del móvil

Estos servicios digitales  ya han dado resultados muy significativos en las empresas de sectores tradicionales de la provincia de Alicante. El más notable el despegue del comercio online en las empresas del calzado y otros productos similares. La generación de CRM competitivos vinculados a chatbots es revolucionaria para las empresas. En este ámbito nuestra provincia fue pionera por obra y gracia de Eduardo Manchón quien diseñó el chatbot de horarios de trenes de California y en la  Comunidad Valenciana y Cataluña fue el primero en difundir las ventajas revolucionarias de este tipo de servicios en las empresas convencionales.

En el ámbito de los servicios digitales en Alicante hay empresas de más un millar de trabajadores como el caso de la empresas que cubre los servicios en todo el territorio español de Movistar o Vodafone. Pero también las hay de 90 o 10 trabajadores que están entre las mejores de su especialidad en España

Google Premia a la Comunidad Valenciana

El potencial y el futuro de Alicante como ecosistema

Sin pecar de triunfalismo, Alicante tiene por delante un futuro digital extraordinario.  Las empresas digitales alicantinas por si solas están mostrando una capacidad de pivotar, de adaptarse al ritmo de la innovación exponencial que experimentamos. IoT, Blockchain, Machine Learning, Ciberseguridad.. serán campos que no van a pasar desapercibidos en Alicante.  

Andrés Torrubia hace un par de meses quedaba el 4º top mundial del reto Udacity-Didi en Inteligencia Artificial (conducción automática) siendo el único europeo clasificado compitiendo con los mejores matemáticos e ingenieros norteamericanos, chinos y rusos entre 4.000 participantes. Esta proeza la repetía esta misma semana en un nuevo reto quedando el 2º en una primera ronda clasificatoria en la que participan 2.000 especialistas de todo el mundo en otros nuevo reto lanzado por la inteligencia estadounidense en reconocimiento de imagenes borrosas captadas por satélite. Sus empresas relacionadas con la salud o la intermediación de servicios ya son pioneras en la aplicación de algunas de las tecnologías relacionadas con la IA.

En la Universidad de Alicante ocurren muchas cosas importantes en el ámbito tecnológico. Hay investigadores de primerísima línea en IA o en tecnologías como blokchain. La Escuela Politécnica Superior (EPS) dirigida por Andrés Montoyo es un ejemplo de transferencia de tecnología informática a empresas españolas y alicantinas de primer nivel.  No puedo dejar de mencionar que en el ámbito de la Universidad de Alicante se han impulsado proyectos digitales con prestigio internacional. Desde la conocida Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, premiada por Stanford University, o más recientemente por Red.es, por algunos de sus avances tecnológicos aplicados a este ámbito, pasando por Universia en cuyos primeros proyectos la UA participó muy activamente. O más recientemente impulsando y liderando de forma pionera en Europa un tema de la trascendencia como los MOOCs. Unimooc en sus orígenes fue un proyecto colaborativo entre Banco Santander, Google, la CRUE, la UIMP y otras universidades (Alicante, Murcia..) que ha dio paso al propio UNIMOOC actual (340.000 emprendedores de más de 100 países), Miriadax, el proyecto que finalmente construyó Santander con Telefónica, o el desarrollo de la propia tecnología de Google Europa para Google Actívate que ha impulsado y dirigido hasta el momento el profesor Pedro Pernías, tras varios encuentros con los máximos expertos internacionales y responsables de Google en materia de educación.

El éxito de programa Actívate de Google en la Comunidad Valenciana

El propio éxito del programa Google Actívate en la Comunidad Valenciana -al que seguro se referirá Francisco Ruiz- es un magnífico exponente e indicador de la vitalidad digital de nuestra provincia. No me extenderé, simplemente diré que pone de relieve la toma de conciencia de sus jóvenes por adquirir las competencias que le faciliten su empleabilidad o la capacidad de emprender.  También tenemos casos  de éxito entre los alumnos. Como la alicantina Raquel García Castellano, hoy una profesional de éxito, que fue elegida entre los cientos de miles de alumnos exitosos de Google Actívate para su proyección y promoción en toda Europa.

Entre las aportaciones de Alicante en Google también está nuestra contribución el Observatorio ADEI, considerado el primer y más relevante think-tank sobre economía digital en  España con estudios y análisis sobre las vertientes más destacadas de la economía digital en nuestro país.

Alicante como ecosistema digital internacional

Alicante debe aspirar en el futuro a mucho más. Alicante cumple todos los requisitos que se le exigen a un ecosistema digital de ámbito internacional:

    • Uno de los mejores aeropuertos de Europa con compañías de vuelos baratos 117 destinos.
    • 2,1 millones de habitantes en un radio de 120 km. a la redonda
    • En ese radio también cuenta con 7 universidades, dos parques científicos, un parque empresarial de los mejores del arco mediterráneo.
    • Los espacios de coworking existentes en Alicante ciudad y la provincia son un hervidero de pequeños eventos digitales, fomentando la colaboración y el aprendizaje.
    • Servicios internacionales como la EUIPO
    • Calidad y coste de vida…
    • En el ecosistema regional del área de la Marina de Valencia un hub financiero tecnológico-digital con proyectos de la máxima relevancia como Lanzadera, Innsomnia,  o iniciativas o como DCN Ventures  (fondo privado de capital riesgo valenciano con foco en la biotecnología y la economía digital). Más recientemente sumemos Caixabank en Valencia y Baco Sabadell en Alicante.

Las administraciones deben creer en el potencial de Alicante.  Su ecosistema digital debería ser una apuesta española y de la Comunidad capaz de atraer empresas digitales de otros países (brexit, países nórdicos, incluso la situación de otras zonas de España…). Pero hay que recordar que dejando el Silicon Valley aparte, en el resto de los ecosistemas digitales existentes en el mundo, las administraciones públicas han tenido un papel relevante tanto en Europa como en Asia. Dublín, Berlín. Londres, Bristol, Helsinki, Estonia, Bangalore, Singapur, Corea del Sur, Shenzhen.. ofrecen un conjunto de vías muy inspiradoras a la hora de potenciar el desarrollo de la economía digital (IoT, smart cities, fintech, blockchain, IA..)

Para terminar diré que este premio es una gran noticia para la Comunidad Valenciana y para Alicante.  Un punto de apoyo para la esperanza de jóvenes emprendedores a los que dedico este pensamiento de Steve Jobs:

“No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición”.

Muchas gracias 

Andrés Pedreño. Presidente de AlicanTEC  Alicante, 22 de Noviembre 2017

Seguir leyendo: