Aeroméxico realiza el primer vuelo transpacífico tripulado sólo por mujeres. ¿Gran avance en igualdad? ¿O quizá no?

El 27 de agosto de 2015, 13 mujeres de la aerolínea Aeroméxico hicieron historia al ser la primera tripulación de un vuelo transpacífico integrada únicamente por mujeres. Como en todo evento sin precedentes, la noticia ha tenido una gran repercusión, especialmente en los EE.UU. Sin embargo, analizando la noticia con más detalle, lo que en un principio podría parecer un enorme avance en la igualdad entre hombres y mujeres dentro del campo de la aviación, podría ser en realidad un indicativo de su carencia.

Tripulación de cabina del vuelo de Aeroméxico

La aerolínea mexicana reveló en un comunicado de prensa que la tripulación del vuelo AM098, con una ruta que atravesaba el Pacífico, estaba formada íntegramente por mujeres: la capitana Verónica Cervantes y sus dos co-capitanas: Genoveva Leipold y Myriam López; junto con 10 auxiliares de vuelo: Sandra Pichardo, Martha Jimenez, Ofelia Castillo, Alma Heredia, Sara Bautista, Sandra Monroy, White Austria, Gloria Peralta, Blanca Estela Taylor y Alejandra Mercado.

Las 13 mujeres transportaron a más de 170 pasajeros en un Boeing 777, el avión más grande de la flota de Aeroméxico.

El vuelo duró más de 15 horas, en las que recorrieron los 11.049 kilómetros que separan la Ciudad de México de Shanghai, con una escala en Tijuana.

Tripulación completa del vuelo de Aeroméxico

En la actualidad, el personal femenino de la línea aérea consta de 50 pilotos y más de 1.800 auxiliares de vuelo.

Según la aerolínea, el vuelo se programó con el respaldo de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) y la Asociación de Auxiliares de Vuelo de México. Y el propósito es asegurar que este tipo de vuelos se implementan de forma regular.

La noticia ha tenido un enorme impacto en los EE.UU., al ser la primera vez en la historia que se da esta situación. No obstante, no podemos evitar preguntarnos si alguna vez ha habido un vuelo transpacífico comercial con una tripulación formada íntegramente por hombres dado que, tradicionalmente, las auxiliares de vuelo siempre han sido mayoritariamente mujeres. Es probable que no. ¿Tendría tanta repercusión la noticia en ese caso?

También resulta llamativo que la aerolínea resalte en su comunicado que el vuelo se programó “con el respaldo” de las asociaciones de pilotos y auxiliares. ¿Realmente era necesario este respaldo?

Hoy en día, en pleno siglo XXI, no debería haber ninguna duda de que una mujer piloto es tan competente como un hombre para realizar su trabajo si ambos tienen la misma formación y experiencia.

Sin duda, esta noticia es una muestra de que todavía queda mucho por hacer en cuanto a igualdad entre hombres y mujeres. Sólo podremos hablar de “igualdad” cuando un vuelo tripulado íntegramente por mujeres no tenga que ser programado ni sea noticia, sino una simple y curiosa coincidencia.

Seguir leyendo: