13 normas de solidaridad para viajar en avión

 

1. Recordar cómo funcionan los controles de seguridad

Basta con pensar un poco por adelantado para pasar el proceso de revisión lo más rápido posible. Vaciar los bolsillos antes de llegar a la máquina de rayos x y ponerlo todo en un bolso o en el bolsillo de un abrigo que pasaremos por la máquina. Cuando salgan nuestras pertenencias, recogerlas rápidamente y colocarnos en algún sitio en donde no bloqueemos el paso de nadie. Entonces podremos ponernos los zapatos y el cinturón. Ver también Cómo pasar rápido por el aeropuerto.

2. No abarrotar el compartimento superior

Dadas las elevadas tarifas que hay que pagar por el equipaje facturado, el espacio del equipaje de mano es un bien escaso. Si llevamos dos bultos de equipaje de mano, es mejor mantener el más pequeño a nuestros pies. Y el otro, como probablemente nos recordarán los auxiliares de vuelo, no debemos ponerlo en posición horizontal en el compartimento para no ocupar el espacio de otra persona.

3. Ser amable con los auxiliares de vuelo / azafatas

Ellos no han creado las normas que nos obligan a subir las bandejas, ponerse el cinturón de seguridad y devolver el respaldo a su posición original antes de aterrizar. Ponérselo difícil es detestable y puede retrasar el despegue. Ver también: 5 errores que no deben cometerse con los auxiliares / azafatas de vuelo.

4. Si debemos reclinar el asiento, hacerlo con cuidado

El derecho a reclinar el asiento es un tema de debate, pero si el asiento es reclinable por qué no aprovecharlo. No obstante, conviene mirar siempre hacia atrás antes de hacerlo. Y tal vez advertir al viajero cuyo espacio estamos a punto de invadir, para que pueda recolocar su bebida o ajustar la posición de su portátil. Subir el asiento durante las comidas. Tema relacionado: Knee Defender (Defensor de la rodilla).

5. Mantener a los niños bajo control

Tanto los vuelos como los niños con un mal comportamiento pueden inducir dolor de cabeza. Los padres deben hacer un esfuerzo extra para mantener a sus hijos bajo control.

Por muy agotados que estén, es su responsabilidad. Si un niño nos molesta: Hablar con los padres, en lugar de regañar al niño. No nos corresponde a nosotros corregir el comportamiento del hijo de un extraño y no conviene que molestemos a las únicas personas que pueden detener las patadas que le están dando a nuestro asiento.

6. No emborracharse

Tener un par de copas es un buen modo de pasar el tiempo, pero siempre debemos mantener el control. De lo contrario podríamos molestar a todo el mundo a nuestro alrededor, apestando a alcohol y levantándonos para ir al baño cada 20 minutos.

7. A los asiento del medio les corresponden los reposabrazos

A diferencia de los pasajeros de los asientos de pasillo o ventana, el que está en el asiento del medio no tiene espacio para estirar los pies o descansar la cabeza. Lo más justo es dejarles ambos reposabrazos.

8. Cuidado con el olor corporal

Obviamente, nuestros compañeros de viaje no tienen por qué sufrir nuestro mal olor corporal. Darse una ducha antes de ir al aeropuerto y usar desodorante siempre que sea posible. Tener en cuenta que una colonia o perfume demasiado fuerte puede ser tan desagradable como el mal olor en lugares cerrados. Y si compramos alimentos para el vuelo, procurar elegir algo que no emita demasiado olor.

9. No obligar a nadie a charlar con nosotros

Si tenemos ganas de entablar una conversación, adelante.

Podemos conocer gente nueva e interesante y tal vez hacer que la experiencia del vuelo sea un poco más agradable. Pero si vemos claramente que la otra persona no está interesada, conviene dejarla en paz: muchas personas prefieren soportar el vuelo en silencio. Por otro lado, si alguien nos empieza a hablar y no tenemos ganas de charla, podemos mostrarnos corteses, pero dejar claro que tenemos otras cosas que hacer, abriendo un libro, poniéndonos lentamente los auriculares o, simplemente, cerrando los ojos para descansar.

10. Levantarse sólo en los momentos adecuados

Analizar la situación antes de levantarnos para ir al baño. Si vemos a un auxiliar de vuelo con un carrito en el pasillo, es mejor esperar. De lo contrario, el carrito podría acabar fácilmente interponiéndose entre nosotros y nuestro asiento. Dependiendo de lo que decida hacer el auxiliar de vuelo, podríamos quedar atrapados en el pasillo hasta la finalización del servicio o bien retrasar el servicio si decide mover el carro para que podamos volver a nuestro asiento.

11. Pensar en cómo vamos a dormir

Es difícil sentirse cómodo en un avión, pero si estamos en un asiento del medio o de pasillo, debemos dejar paso para que quien esté a nuestro lado pueda pasar sin despertarnos. También podemos comprar una almohada para el cuello para evitar que nuestra cabeza acabe sobre el hombro del vecino.

12. Respetar en el lavabo

Es muy fácil: No estar demasiado tiempo y no dejarlo hecho un asco. Es probable que haya gente esperando para entrar después nuestra y se merecen encontrarse un lavabo limpio.

13. Bajar del avión con educación y eficiencia

Recordar que todo el mundo está tan ansioso por bajar del avión como nosotros. No abarrotar el pasillo si no hay espacio y dejar que salgan todos los que estén delante nuestra antes de movernos. Tendremos un montón de tiempo para prepararnos antes de que llegue nuestro turno de salida, así que debemos asegurarnos de que llevamos todo y no tardar más tiempo del necesario en salir.                                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Fuente: http://timesofindia.indiatimes.com/world/us/13-etiquette-rules-to-remember-next-time-you-fly/articleshow/41337892.cms

Añadir Comentario