Smartphones 2012

Avances en tecnología transformarán los teléfonos inteligentes en 2012

Pantalla: Los cambios más importantes se centrarán seguramente en las pantallas. La nueva pantalla de Toshiba mide 4 pulgadas en diagonal y tiene una densidad de píxeles de 367ppi. Se trata de una verdadera pantalla de alta definición de 1280×720 y la veremos en los teléfonos el próximo año. El candidato más probable para el debut de esta pantalla es el iPhone 5, que se espera llegará al mercado en la primavera de 2012.

Pero el problema más acuciante en las pantallas actuales es el consumo de energía. El investigador Andrew Rinzler, de la Universidad de Florida, podría haber descubierto ya el avance que resolverá este problema a corto plazo con un nuevo transistor vertical de emisores de luz orgánicos basado en nanotubos de carbono (CN-VOLET, por sus siglas en inglés), que es unas ocho veces más eficiente energéticamente que las tecnologías OLED existentes.

Finalmente, la ansiada introducción de las pantallas flexibles podría tener lugar en el 2013. Cuando estas pantallas lleguen, entre sus primeras aplicaciones es probable que estén unos teléfonos inteligentes que se enrollen en un cilindro cuando no estén en uso.

Las cámaras: Las cámaras de 8 megapíxeles ya son bastante comunes en los teléfonos, pero los mayores problemas de estos dispositivos no son la limitación de megapíxeles, sino las lentes malas, los flashes inadecuados y las pobres tecnologías de enfoque.

Las cámaras compactas, incluso las más pequeñas, disponen de hardware para manejar todas las facetas de la captura de imágenes. Los smartphones, en cambio, dependen del software para hacer todo ese trabajo, y este software ha de compartir los limitados recursos de procesamiento del teléfono con el resto de aplicaciones.

Ahora, el fabricante de cámaras taiwanés Altek (www.altek.com.tw), que también produce módulos de cámaras para teléfonos inteligentes, ha presentado un teléfono Android con cámara de 14MP llamado Leo que cuenta con un flash de xenón y una lente con zoom óptico 3x.

La Carcasa: Mientras que Apple, seguramente, continuará su tendencia hacia perfiles más finos, es probable que la mayoría de los fabricantes opten por mantener las dimensiones actuales de la carcasa añadiendo más funciones a los dispositivos.

Sin embargo, hay una tendencia importante que conviene observar a partir del 2012: la llegada de pantallas táctiles más grandes hará necesario el desarrollo de pantallas sin bordes, por lo que la mayoría de los teléfonos tendrán poco o ningún bisel alrededor de la pantalla. Posteriormente, cuando las pantallas flexibles se abran camino en el mercado, entonces, ya se verá.

Rendimiento: Los procesadores de los móviles están mejorando en rendimiento con mucha rapidez y las redes de datos inalámbricas continúan aumentando su ancho de banda.
En cuanto a los dispositivos, los procesadores SoC (system-on-chip) alcanzarán la arquitectura de 28 nanómetros en el 2012, aumentando el número de núcleos que pueden caber en un solo chip.
En lo que corresponde a las redes, el 4G sigue expandiéndose con rapidez a medida que la mayoría de las compañías de telefonía se pasan a la tecnología LTE.

I/O: A medida que los teléfonos adquieran cada vez más capacidades similares a las de un PC, van a acumular más funciones de conectividad que nunca. Con la notable excepción de Apple, la mayor parte del sector se está pasando a los conectores estándar, siendo el Micro USB el líder en alimentación y datos, y el Mini HDMI el que predomina para salida de vídeo.

La interfaz Thunderbolt, presentada recientemente, podría llegar a los teléfonos en los próximos dos años, pudiendo incluso reemplazar al USB y el HDMI con un solo conector de elevado ancho de banda para las recargas y las conexiones de video y datos en algunos dispositivos. Sin embargo, dado que se trata de una tecnología propietaria de Intel, es poco probable que logre una adopción generalizada por parte de los fabricantes de chipset de la competencia a corto plazo.

Introducción de datos:  Si bien el tamaño de las pantallas será cada vez mayor, habrá mejores interfaces táctiles y el dictado de voz llegará a ser más preciso a lo largo de los próximos dos años, es probable que la demanda de los teclados de hardware se debilite aún más.

No obstante, paralelamente, podría aumentar la demanda de teclados externos completos para los teléfonos más potentes. En este sentido, probablemente serán los teclados Bluetooth los que llenarán ese vacío, al igual que lo han hecho con los tablet.

Baterías: La capacidad de las baterías, el gran problema que está frenando el avance de los smartphone, no parece que vaya a mejorar de forma significativa en los próximos años. Con el tiempo, un nuevo compuesto de carbono llamado grafeno podría llegar a abrir nuevas posibilidades para todo tipo de dispositivos, pero sigue siendo algo lejano. A corto plazo, cabe esperar que los cargadores inalámbricos universales sobresalgan como una función estándar en la mayoría de los teléfonos.

Fuente: Maximumtech