Samsung presenta el Galaxy S6 en respuesta al iPhone 6

Fuente: Samsung.com

Samsung Electronics acaba de presentar su nuevo teléfono insignia Galaxy S6 en el Congreso Mundial de la Telefonía Móvil que se está celebrando en Barcelona del 2 al 5 de marzo, en un intento por despertar las ventas tras un último año complicado en el que su liderazgo se ha visto mermado por la competencia, especialmente debido a:

  • El fracaso de ventas del Galaxy S5.
  • La salida al mercado del iPhone 6 de Apple.
  • La aparición de otras empresas chinas de reciente creación como Xiaomi o Huawei que han sacado al mercado diversos teléfonos inteligentes equiparables a los de Samsung en prestaciones pero a un precio muy inferior.

Para competir con estas empresas asiáticas, a finales del año pasado Samsung destituyó a sus jefes de marketing en I+D para móviles y lanzó al mercado una nueva serie de teléfonos inteligentes de gama media a precios mucho más asequibles.

Ahora, el nuevo Galaxy S6 y su variante de pantalla curva, el Galaxy S6 Edge, que estarán disponibles en todo el mundo a partir del 10 de abril, pretenden devolver a la compañía su posición dominante en el mercado de los dispositivos móviles, resolviendo gran parte de los problemas achacados a su predecesor el Galaxy S5 y añadiendo algunas características nuevas que les permitan competir directamente con el iPhone 6 de Apple. Algunos de estos cambios son:

  • Mejoras en la carcasa: la carcasa exterior del S6 está hecha de vidrio reforzado y aluminio de calidad aeronáutica, a diferencia de la del S5, principalmente plástica. 
Fuente: Samsung.com

  • Se ha mejorado su interfaz de usuario y se han eliminado muchas de las aplicaciones propias de Samsung para dar prioridad a aplicaciones equivalentes de otros colaboradores, como Google, Facebook o Microsoft, en respuesta a las quejas de los usuarios de que los teléfonos de la compañía traían incorporado mucho software propio que apenas se utilizaba.
  • El escáner de huella dactilar se activa al tacto, en lugar de deslizando el dedo sobre la pantalla como en el S5. El motivo del cambio es que algunos usuarios se quejaron de que el sistema del S5 no siempre funcionaba correctamente.
  • Más capacidad de almacenamiento que su predecesor.
  • Mayor resolución y tamaño de la pantalla: ahora es de 5,1 pulgadas, frente a las 4,7 de la pantalla del iPhone.
  • Cámaras delantera y trasera más potentes: el S6 dispone de una cámara trasera de 16 Megapíxeles, frente a la de 8 Mpx del iPhone 6; y una cámara frontal de 5 Mpx, frente a la de 1,2 Mpx del iPhone 6.
  • La batería admite la recarga inalámbrica (aunque para ello es necesaria una base de recarga compatible que hay que adquirir aparte).

Sin embargo, hay otros dos cambios mucho más significativos y que son los que realmente podrían ayudar a incrementar los beneficios de la compañía:

1. El uso de procesadores de fabricación propia:
Samsung ha reemplazado los procesadores de Qualcomm por los Exynos de 64 bits de fabricación propia, más avanzados que los de la competencia. Estos nuevos procesadores:

  • Mejorarán el rendimiento y la duración de las baterías de los teléfonos de Samsung.
  • Incrementarán considerablemente el margen de beneficios de la compañía en la venta de cada dispositivo.

2. La incorporación de un nuevo sistema de pagos por móvil, denominado Samsung Pay, destinado a competir con el sistema Apple Pay, presentado hace unos meses por Apple.

Samsung vs. Apple

Los teléfonos móviles no son lo único en lo que ambas compañías compiten, Samsung también está desarrollando un dispositivo, denominado Earphone, que podría competir con Google Glass y un reloj inteligente, el Samsung Gear S, que sin duda hará frente al iWatch de Apple.

Samsung Gear S

Seguir leyendo: