¿Sabías que Steve Jobs era hijo de un refugiado sirio?

La guerra civil en Siria y el ascenso de ISIS ha originado un apasionado debate en Europa y EE.UU. sobre si se debería permitir o no el acceso de los refugiados sirios y cuál debería ser el reparto. Muchos alegan que los países del sur de Europa, asolados por la crisis, apenas tienen recursos y trabajo para sus habitantes como para acoger a miles de refugiados más. Otros tienen miedo: ¿Y si se cuela en medio algún terrorista? ¿Y si no se adaptan a nuestro estilo de vida? Sin embargo, nadie se para a pensar en cuáles podrían ser las consecuencias de no aceptarlos. Quizá si supieran que Steve Jobs era hijo de un refugiado sirio, se replantearían sus posiciones sobre este tema. ¿Qué habría pasado si EE.UU. no hubiera acogido a su padre? Quizá Apple no existiría. O quizá sí, pero no sería estadounidense.

Steve Jobs, de Apple, refugiado sirio

Poca gente lo sabe porque Steve Jobs tenía nombre anglosajón y su apariencia física no delataba sus orígenes, pero era medio sirio. Su padre, Abdulfattah Jandali, huyó a Estados Unidos en 1954 como refugiado político.

Trabajó duro como taxista y se enamoró de una mujer americana. Ella se quedó embarazada, pero su padre, que era muy conservador, le obligó a romper la relación y el bebé fue dado en adopción. Finalmente, Steve Jobs se crió con una familia adoptiva, por eso su apellido es Jobs, en lugar de Jandali, pero era hijo de un refugiado árabe.

La historia de Steve Jobs y su padre debería servir como recordatorio algo muy importante: la mayoría de los inmigrantes acaban contribuyendo siempre de algún modo a la sociedad que los acoge, algunos en mayor medida que otros; algunos conseguirán algo grande, como Steve Jobs, y otros llevarán una vida sencilla, pero todos aportarán algo. Desde este punto de vista, los malos de la historia son aquellos que alimentan esa paranoia racista para animar a la gente a actuar en contra de los inmigrantes y rechazarlos con una actitud completamente insolidaria.

Los refugiados sirios que están llegando a Europa huyendo de la guerra son, en su mayoría, gente de clase media y preparada: médicos, profesores, ingenieros… Gente como nosotros y muy válida que podría tener mucho que aportar a nuestra sociedad.

Y, aunque no fuera así, aunque ninguno de ellos fuera a crear una compañía como Apple en un futuro, ante todo son personas que están viviendo una situación muy difícil y necesitan ayuda.

¿De verdad se la vamos negar?

Fuente:  Daily News Bin
 

Para saber más sobre la vida de Steve Jobs te recomendamos su bibliografía como lectura:

Seguir leyendo:


Sin Respuestas

Añadir Comentario