Google y Time Warner

A los medios de comunicación tradicionales les cuesta entender Internet. Desde un principio lo han querido ver como algo aparte y ajeno a lo que representaba el estatus y las formas que predominaban en los medios tradicionales. La noticia de que la valoración bursátil de Google superaba a la del gigante Time Warner ha convulsionado los poderosos cimientos de la industria mediática.

Los blogs y los medios

Hay antecedentes. Hace menos de un año, coincidiendo con las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el auge de los blogs introducía un cierto asombro en los medios tradicionales. No podían comprender cómo, sin prácticamente recursos, los blogs competían en visitas y credibilidad con la difusión de noticias en la prensa o la televisión (Ver Blogs y medios de comunicación). Hoy el éxito de los Blogs está fuera de toda duda. Pero esto no era nada inquietante dada la escasa capacidad de la blogosfera para articular una fórmula u organización de tipo empresarial.

Time Warner y Google

Sin embargo la noticia de que Google superaba el valor bursátil de Time Warner si ha debido preocupar en este ámbito mediático tradicional. No se comprende muy bien la información aparecida en The Wall Street Journal sino es para tranquilizar a un accionariado ya algo más que asombrado.

Según informa hoy el citado diario, Time Warner tiene la intención de apostar en el terreno de Google. Así, para contrarrestar la creciente influencia del buscador, a través de su filial AOL, ofrecerá un nuevo portal con servicios gratuitos, “en una nueva estrategia para aumentar sus ingresos por publicidad”.

El nuevo portal de AOL

El nuevo portal de AOL ofrecerá: “un sistema de búsqueda y descarga de vídeos, una página de acceso a Internet personalizada, un nuevo servicio de correo electrónico y motores de búsqueda en la Red y en comunidades locales“.

Con esta iniciativa AOL- Time Warner prevé aumentar sus ingresos por publicidad. En 2004 estos ascendieron a 1.000 millones de dólares mientras que Google facturó tres veces más: 3.200 millones de dólares.

Pero esto no es todo. AOL ha perdido cerca de dos millones de suscriptores en los últimos dos años, hasta quedarse en 22 millones. La estrategia de AOL intenta competir de manera directa con las de Yahoo!, Google o MSN.

Algunos expertos comentan que el éxito de Google hará reflexionar a muchos grupos mediáticos que han tenido en sus manos una capacidad indiscutible de liderazgo en la red y que optaron por accesos cerrados y sistemas de pago.

La cuestión, sin embargo, quizás deba plantearse en otros términos. Si Microsoft o Yahoo tienen problemas para alcanzar a Google… ¿Lo conseguirán empresas como AOL- Time Warner?

Quizás el cuarto poder esté cambiando de manos.