Globalización del uso de Internet

Según un artículo publicado el 27 de abril de 2007 en BBCNews.com, un informe sugiere que la red está ayudando a cerrar la brecha digital existente entre los países industrializados.

El ranking anual de preparación en materia digital elaborado por la Economist Intelligence Unit (EIU) indica que los países de África y Asia están alcanzando a otros con un elevado uso de la red, como Dinamarca.
Según el informe, esto se debe en parte a la banda ancha, que actualmente es barata y asequible en la mayoría de los países. Sin embargo, advierte del enorme trabajo que todavía queda por hacer para sacar el mayor partido a la red para ciudadanos y empresas.

El informe anual de la EIU evalúa cómo de fácil y asequible es para los ciudadanos de casi 70 países el acceso a Internet, así como las cuestiones legales y políticas que giran en torno al uso de la red.

El informe del 2007 muestra que la preparación digital ha aumentado a nivel global, pero algunos países, como Singapur o Hong Kong, han ascendido varios puestos en el ranking a expensas de otros. Este ascenso de muchos países asiáticos y africanos se ha debido al compromiso de sus gobiernos de facilitar el acceso a Internet, ya sea por marcación directa o banda ancha. También han influido las iniciativas educativas y políticas de expansión de estos gobiernos.

La reducción en la brecha se debe también a un cambio en el modo de cálculo de la EIU. Ya no se miden sólo los medios básicos de teléfono o cuentas de Internet, sino que se han tenido en cuenta el tipo de conexiones disponibles, así como el compromiso de los gobiernos con el uso de Internet y la puesta en marcha de políticas que hagan que merezca la pena usarlo.

Esto ha hecho que disminuyera la puntuación de la mayoría de los países que hasta ahora se encontraban en los primeros puestos del ranking, aunque nueve de las diez primeras han mantenido su posición.

El liderazgo de la tecnología a nivel mundial es un objetivo en continuo movimiento y que cambia con mucha rapidez, señala Robin Bew, director editorial de la EIU.

Fuente: BBC Technology