El éxito de Google

Las acciones de Google están rozando los 300 dólares desde los 180 $ que cotizaban en abril. La valoración bursátil de la compañía ya sobrepasa a gigantes como Time Warner, Walt Disney, etc. El éxito del buscador y el auge de la publicidad online han propiciado una fortísima revalorización en los mercados bursátiles y el comienzo de un debate que abarca muchos puntos de interés. Hoy, un artículo en The New York Times (NYT) con el título ‘Searching for a Reason to Buy Google’ abre con este tipo de reflexión.

Una de las cuestiones principales planteadas por NYT es si estamos en un periodo diferente esta vez, o si los inversores están en una fiesta similar a la burbuja de 1999. Lo cierto es que esta etapa de Internet es mucho más apasionante y más madura que la que correspondió al frustrante periodo que se vivió con la dolorosa burbuja tecnológica de las punto.com. No obstante, la cotización actual de las acciones de Google en Bolsa vuelve a traer el tema a colación.

El crecimiento y éxito de la publicidad on line

Las ganancias de Google crecen a una velocidad sensacional, se triplicaron holgadamente el año pasado y la empresa tiene unos márgenes de beneficios muy altos, casi treinta céntimos de cada dólar el año pasado llegó a la cuenta de resultados.

Las estimaciones del crecimiento de la publicidad on line son realmente favorables. Mr. Jordan de Hellman Consultores, Boston) calcula que Google ganará 6$ este año y de 8 a 10$ el año que viene. Esto justificaría una predicción de una cotización 400 $ por acción. Otros creen que sus acciones aún pueden alcanzar niveles entre los 325 y los 350 dólares.

Algunos otros analistas consideran que la actual cotización de Google viene determinada por las expectativas de inclusión de la compañía en el 500-stock i Standard & Poor Index.

¿Es el éxito de Google consolidable?

Los escépticos apuntan que si los inversores suelen apostar por la estabilidad económica, comercial y tecnológica, quizás no son muy conscientes, otra vez, de que Internet es un sector donde el cambio tecnológico es constante. Al respecto, se podría subestimar la capacidad de otras compañías para competir con Google, tal como ocurrió en la burbuja de los noventa con muchas otras compañías. Se cita a Microsoft, Yahoo e incluso una compañía de pago pequeña como ValueClick. Hay que añadir a estos la propia reacción de Time Warner con prometedores anuncios para “pelear” en este sector.

Sin embargo, los últimos y más recientes pasos de Yahoo y Microsoft en la tecnología de búsqueda no han supuesto ninguna amenaza seria para Google, que sigue ostentando un claro liderazgo.

Quizás esto esté ayudando a afianzar las cotizaciones a niveles tan altos.

Microsoft y Windows Longhorn

Las dudas pueden venir por el lado de Microsoft y su próximo lanzamiento al mercado Windows Longhorn, una nueva versión de Windows que promete muchas novedades y que podría dar alguna ventaja inesperada a la tecnología de búsqueda de MSN search, con las limitaciones conocidas derivadas de que Microsoft se mueve dentro de un contexto legal cada vez más estrecho.

Windows Longhorn puede ser un punto de inflexión sin que en principio esté determinada la dirección del mismo.

Esto es, puede ser muy negativo para Microsoft si no responde a las expectativas ofreciendo un producto que represente un gran salto en los servicios al usuario en temas como seguridad y nuevas prestaciones (lectores RSS, interactividad, nuevas prestaciones en las herramientas de uso generalizado…).

Basta recordar el amplio movimiento del open source, el éxito de Firefox, e incluso la instigación a Google para que desarrolle un sistema operativo alternativo o al menos un navegador. Si Microsoft pierde esta oportunidad, Google tendrá más fácil la consolidación de su liderazgo a medio plazo.

Yahoo y su capacidad a corto

Durante este año Yahoo ha sido muy dinámico a la hora de ofertar nuevos y atractivos servicios. Pero su impacto real no ha pasado de un modesto logro: mantener una cuota similar de usuarios en servicios y búsqueda.

Ya nos ocupamos hace unos días de Adword versus Yahoo SM, con la conclusión es que Google genera mayor tráfico y da una tasa de conversión a los anunciantes mejor que la de Yahoo.

La impresión de los expertos es que Yahoo no ha superado su retraso relativo en la capacidad operativa de innovar y superar ciertos problemas asociados a las tecnologías de búsqueda. En otras palabras, sigue en la escena, pero sin dar pasos por delante y con menor capacidad demostrada para conseguirlo en la práctica (al menos hasta ahora).

El éxito de Google en el futuro

Google se ha caracterizado por su enorme capacidad de innovación y de atracción de usuarios en torno a su tecnología de búsqueda. Además ha alcanzado la rentabilidad a través de la publicidad on line abriendo su mercado en Internet a través de la fórmula Adword – Adsense.

La cuestión es si Google tendrá esta misma capacidad para dar otros saltos tecnológicos relevantes que dejen nuevamente atrás a sus competidores directos más cercanos (Yahoo y Microsoft). En estos momentos, más allá de proyectos como Google Print, Google Local y sus continuas mejoras en los servicios de la publicidad on line se conoce muy poco a cerca de la estrategia de Google. Todo es pura especulación, incluida la explotación de la poderosa herramienta Ajax.

Los próximos meses van a ser claves para identificar el reparto de papeles de los grandes actores en el Internet de hoy. Y esto tendrá consecuencias muy importantes para el desarrollo de la denominada “industria” de Internet.

El éxito de Google es el éxito de un modelo descentralizado donde el resto de las empresas de la red participan y juegan un papel específico. Hay reparto de ganancias. Google no sería nada sin la red. El éxito de Microsoft es el éxito de un modelo de software comercial con tendencia monopolizadora que tiende absorber todo aquello que genera beneficios en la red. El propio mercado de búsqueda solo ha interesado a Microsoft cuando se ha identificado claramente como un gran generador de ingresos.

Esa es la diferencia.

Cotización de las acciones de GoogleFuente: The New York Times


11 Respuestas

  1. Anónimo 13 años ago
  2. Anónimo 13 años ago
  3. Anónimo 13 años ago
  4. Anónimo 13 años ago
  5. Anónimo 12 años ago
  6. Anónimo 12 años ago
  7. Anónimo 11 años ago
  8. Carlos Palma 11 años ago
  9. Anónimo 9 años ago
  10. jesus 6 años ago
  11. alex 6 años ago

Añadir Comentario