Biblioteca digital europea

Los dirigentes de Francia, Alemania, España-José Luis Rodríguez Zapatero-, Italia, Hungría y Polonia han pedido a la Unión Europea crear una ‘biblioteca digital europea’ a través de la digitalización del patrimonio cultural y científico de Europa y su publicación en Internet.

La noticia produce una sensación contradictoria. Por una parte congratula sin reservas. Por otra, no deja de producir un cierto sentimiento de frustración cuando se piensa en el pionero papel que España ha representado en el ámbito internacional en el tema de Bibliotecas digitales.

Digitalización en Europa, digitalización en Estados Unidos

Resulta paradójico que esta propuesta sea el resultado de una respuesta al proyecto que Google lanzó hace unos meses en cooperación con varias universidades americanas. Europa nunca debió perder el liderazgo del patrimonio, la cultura y el conocimiento en Internet. Hay bastantes razones para esto, pero quizás basta señalar solo una: la necesidad de ir configurando una identidad global europea a través y a partir de la multiculturalidad, diversidad y fuerte identidad territorial de los países que la conforman. No hay nada más efectivo, rápido y de bajo coste que Internet para lograrlo.

Más vale tarde que nunca. Bienvenida sea la Biblioteca Digital Europea.

Digitalización en España: Biblioteca Virtual en español

España puede y debe estar impulsando, e incluso liderando, este proyecto por derecho propio. Tras el anuncio de Google y algunas universidades norteamericanas de impulsar un gran proyecto de digitalización, se olvida que en España se lleva trabajando casi ocho años en este tema.

Quizás, el anuncio europero es una gran ocasión para reconocer y recordar los grandes avances que España ha logrado en esta materia. Hoy en día nuestro país, lidera uno de los proyectos de digitalización más innovadores y de mayor alcance mundial en materia de bibliotecas digitales: la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (BVMC).

Quizás convenga “refrescar” algunas ideas sobre este gran proyecto que resumimos en tres:

  • Desarrollo tecnológico. La mera digitalización de textos no hace una Biblioteca digital. Especialmente la que exigirán los usuarios en muy pocos años. De ahí que, más allá de la digitalización, Google sea un factor relevante en el proyecto norteamericano a través de su tecnología de búsqueda bien demostrada no solo en terminos generales sino incluso en el ámbito académico con su Google Scholar. Una biblioteca virtual moderna exigirá de herramientas tecnológicas complejas y de experiencia en los procesos, formatos y diseños de digitalización. Los metadatos, el XML dos avanzadillas de la tecnología, acogidos entusiastamente por la BVMC, hoy constituyen estándares internacionales competitivos y de futuro que darán paso a otras derivadas de la web semántica o de los objetos de aprendizaje. Hoy la BVMC quizás sea uno de los pocos proyectos de entidad competitivo tecnológicamente y con capacidad de evolucionar hacia metas más ambiciosas.
  • Base de datos excepcional. La BVMC con sus más de 14.000 obras digitalizadas posee una base de datos de excepcional interés. Su casi ocho años de existencia le han permitido estudiar y evaluar las formas en las que los distintos segmentos de usuarios interactúan con ella. Más que una concentración y suma de títulos digitalizados u obras de gran valor (que dicho sea de paso, las posee), sus propuestas han ido encaminadas a extender un gran abanico de ofertas y evaluar el grado de respuesta de los usuarios. En la actualidad no hay biblioteca más rica en el mundo en propuestas y resultados: biblioteca de voces, de signos, autores, obras clásicas, literatura infantil, autores contemporáneos, portales institucionales, catalogación de bibliotecas del mundo, concordancias, foros, investigación, tesis, obras actuales…
  • Base institucional. Una biblioteca que responde a un espacio abierto como es Internet exige de fórmulas institucionales capaces de congeniar sensibilidades, intereses y respeto a las identidades nacionales o locales. La BVMC es un excelente ejemplo de esto último. Ocho años de experiencia integrando proyectos de instituciones gubernamentales públicas y privadas, claves en el ámbito de la lengua española. No hay recordar que se han integrado Bibliotecas Nacionales u otras instituciones de Chile, Argentina, Perú, México, Cuba, Paraguay… El propio Patronato de la Fundación que la rige, junto con la Universidad de Alicante fundadora, se cuenta con la participación del Gobierno español (dos Ministerios), la Biblioteca Nacional de España, la Real Academia de la Lengua, Universia -más de 850 universidades de 10 países de América Latina- y del primer Banco español, cuarto europeo y octavo del mundo, el Grupo Santander.

España, la cultura iberoamericana y la capacidad de liderazgo en Europa

Por estas razones, España debería desempeñar un papel relevante en el proyecto de la Biblioteca digital europea, en un liderazgo que por derecho propio le corresponde (tecnología, experiencia, desarrollo institucional…).

Pero su papel podría ser, además, el de acercar la cultura europea y americana, tal como ha hecho hasta ahora a través de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Si la BVMC refuerza su vocación iberoamericana y se integra activamente en Europa, su contribución a la cultura europea podría ser muy relevante.

También de paso se evitará un riesgo importante: que el proyecto de digitalización europeo se “singularice” excesivamente respecto al proyecto impulsado por Google. Algo que, salvando la identidad institucional -tema sencillo de resolver-, desde un punto de vista tecnológico carece de sentido y puede significar un colosal despilfarro de cara al futuro. El conocimiento no tiene fronteras y cualquier intento de crearlas irá en perjuicio del mismo, de su libre acceso y máximo aprovechamiento. Google, Europa y Estados Unidos deberían asumir estándares y formatos capaces de interactuar entre sí.

Por las razones señaladas, la Biblioteca digital europea debe enfocarse tecnológica e institucionalmente de forma adecuada para llegar a ser el proyecto que Europa merece.

Enlace:


6 Respuestas

  1. Jody Dito 14 años ago
  2. ernesto 14 años ago
  3. Willy Berg 14 años ago
  4. Bretran Santhentar 14 años ago
  5. Anónimo 13 años ago
  6. Anónimo 13 años ago

Añadir Comentario