Una política digital nefasta: el cierre de Google News en España

Google no tiene otra salida. Ayer los principales medios internacionales anunciaban que Google News se retiraba de España, una decisión impuesta por una iniciativa legislativa sin sentido,  a su vez producto del lobby ejercido en los últimos meses por los editores españoles.

¿Cómo hemos llegado aquí? Quizás es sencillamente una expresión más de la incapacidad de Europa de impulsar con éxito un modelo propio de desarrollo digital.

El fracaso del desarrollo digital de los medios tradicionales en Europa

1. El antecedente del fracaso alemán. En Alemania los editores ya habían intentado lo mismo tiempo atrás. El resultado fue desastroso y hasta rayó en el ridículo. Allí la iniciativa legislativa permitía al menos a los editores “arrepentidos” dar marcha atrás y solicitar que el robot de Google News volviera a indexarlos. Todos lo hicieron. El “coste” en términos de tráfico fue muy relevante para los medios alemanes. Quizás descubrieron algo obvio: puestos a pagar algo, quizás eran ellos los que debían pagar a Google por indexarles sus noticias y generarles millones de visitas en tráfico.

2. ¿El error de Google en Francia?. Quizás un Google -asediado en Europa- cometió un error estratégico. Se avino a negociar el mismo tema con los editores franceses y con mucha generosidad les concedió un “mecenazgo” de 60 millones de euros. François Hollande, y Eric Schmidt anunciaron conjuntamente el acuerdo, aunque dejaron claro que el pago no era por enlazar sus contenidos, como querían los editores, sino a través de un “fondo de ayuda a la transición digital” (el nombre tiene miga).

3. La vía “tipical spanish” de los editores españoles. La vía hispana que plantean los editores a través del Gobierno es sui generis. No hay posibilidad de vuelta atrás (quizás para no repetir el patético caso alemán). La ley”obliga” a recibir se quiera o no “el pago”. Todo servido para que Google negociara en España otro “fondo de ayuda a la transición digital”. Algunos lo han renombrado como un “fondo de ayuda a la ineptitud digital”.

El corpus del delito: Google News

El planteamiento de la cuestión: el “corpus” del delito no deja dudas.  Como casi todo el mundo sabe Google indexa noticias en una sección denominada Google News. Ejemplo:

Vamos a recordar cuestiones muy básicas:

1. Los enlaces y la naturaleza de Internet. El hipertexto, los enlaces, son la base definitoria de la red. Sin los mismos nada tendría sentido, vulneraríamos propiamente el concepto, su alcance, etc. Si alguien está en Internet es por que quiere que se le encuentre y se difunda su contenido, por tanto todos deseamos ser enlazados y atraer el mayor tráfico posible. Si alguien no quiere ser indexado simplemente puede dejar un “recado” en su servidor para los robots: “No index”. De esta forma los buscadores harán caso omiso y la información no aparecerá. FIN DEL PROBLEMA. A partir de ahí por supuesto que cualquiera puede “fabricar” un problema ficticio que por definición no existe.

2. El estrecho e interesado concepto de propiedad intelectual. El pequeño texto que Google recoge en Google News no puede ser objeto de ninguna protección o generación de “derecho” compensatorio. Hay muchas razones. La primera porque la prensa tradicional ha utilizado estos pequeños fragmentos habitualmente, inserta vídeos enteros de Youtube (de Google), etc. Otra, porque el fragmento en cuestión no pretende reemplazar la lectura de la noticia en su fuente original; todo lo contrario: pretende invitar a visitar su fuente original en caso de interés. La prueba irrefutable es el tráfico que Google proporciona los medios. Esto es todo muy elemental e intentar una confusión interesada parece como un insulto a nuestra inteligencia digital.

3. Google no genera beneficios con esta práctica. Google News no inserta publicidad, ni le genera ingreso alguno. Es más, Google comparte con editores y terceros en general -a través de Google Adsense, la publicidad que capta a nivel mundial (Google Adwords) y ofrece contenidos y herramientas gratuitas sin canónes, ni nada parecido. ¿Cuántos medios por ejemplo utilizan Google Analytics?

Entonces con estas bases y estos antecedentes  ¿Por qué los editores promueven una ley gubernamental que pretende cobrar una insostenible tasa a Google?

La situación crítica de los editores españoles y la ausencia de modelos y estrategias digitales

No es ningún secreto que Google sufre un asedio institucional en Europa.  No es el único litigio que en el ámbito de la UE mantiene en estos momentos. Me gustaría pensar que quizás lo que más asusta a Europa es la competividad y fortaleza tecnológica de Google. Su posición absolutamente dominante ante los usuarios ofreciendo decenas de servicios digitales de alto valor para empresas y personas y en una gran parte, gratuitamente.

Los operadores de telecomunicaciones son aliados naturales de todos aquellos que como los medios tradicionales digieren mal el liberalismo y la globalidad de Internet. Se ven más seguros en un entorno controlado, regulado y con tintes proteccionistas (precios de banda ancha elevados, desarrollo de un Internet no neutral…). La gran tentación europea es el proteccionismo digital.

La estrategia de los operadores o los medios no es alcanzar un modelo competitivo a nivel global. La carencia de estrategias sólidas redunda en un atrincheramiento proteccionista recurriendo a la UE y los respectivos poderes locales para pedir amparo con medidas absolutamente inconsistentes.

A largo plazo estas estrategias son insostenibles. Van en contra de los intereses de los usuarios. En los Estados Unidos, un país con mucha más cultura y estrategia digital, los grandes medios no han llegado a estos niveles. Obama defiende la neutralidad de Internet. The Heritage Foundation -unida al Partido Conservador- fue la primera en reconocer hace bastantes años que los blogs iban a ser una revolución beneficiosa para la democratización de la información. Algunos de estos blogs como el caso de The Huffington Post llegaron a superar a los medios digitales de los editores tradicionales de los EE.UU.

Me consta que Google ha intentando mantener en España un diálogo racional y comprensivo tanto con el Gobierno como con los medios. En este punto era obvio que se podía intentar la vía del “mecenazgo francés”. Lo que no es negociable, sin embargo, es partir de una Ley que vulnera los principios básicos de Internet. La postura de Google de suprimir el servicio Google News en España me parece lógica. Una cosa por parte de Google es apoyar algo tan importante como es la buena salud de la libertad de prensa y de los medios de un país y otra es responder a golpe de “chantaje” legislativo, institucionalizando una farsa, un sacrilegio conceptual para los principios básicos de Internet.

Buenas razones para cambiar la estrategia de los medios tradicionales españoles

1.  La tasa Google va en contra de la libre competencia, Internet y el desarrollo digital. Va en contra de los usuarios. Es algo que una prensa democrática de un país no puede confundir alineándose con intereses y métodos espurios, por mucho que beneficiara sus fuentes de ingresos. Los medios de noticias digitales (sin papel), están encantados con Google News, cualquier blog de noticias especializadas está encantado si es indexado por Google. La propia Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha cuestionado con argumentos irrefutables la necesidad de imponer la llamada tasa Google. Si se recuriera en los tribunales (por otro medio digital afectado) esta Ley quizás no tuviera mucho recorrido.

2. La retirada de Google News va en contra de los intereses de los propios editores. Los editores saben que la retirada de Google News lesionará sus propios intereses. Google podría mañana mismo suprimir Google News en todo el mundo y su modelo de negocio no se resentiría en lo más mínimo. Google podría retirar todos sus servicios de España y sus ingresos apenas recibirían una muy ligera merma. Sería interesante ver en cambio el impacto que tendría tal medida en el PIB español. Decenas de miles de pequeños negocios digitales que se financian con Google Adsense, pequeños negocios que exportan y pueden ser conocidos en todo el mundo gracias a campañas de bajo coste en Google Adwords, Youtube… Los servicios de la nube para empresas que contratan hasta los grandes bancos como el BBVA, o los recursos de Google Education que llegan a todas las universidades y centros educativos, aportando un extraordinario valor.

3. Hay enemigos peores que Google. Tras comentar estos temas con personas cercanas de los medios tradicionales a los que tengo el mayor aprecio y consideración personal, he llegado a la conclusión de que el peor enemigo del mundo de los editores son ellos mismos. Hace poco intervine con Juan Luis Cebrián en la RAE, el que fuera un referente en la defensa del mundo de Internet sostenía argumentos que muchos emprendedores jóvenes saben que hoy son la defunción de un negocio digital.  Puestos a indentificar enemigos creo que podría hacer más daño a los editores cualquier red social (las cuales podrían escanear noticias y periódicos enteros de pago y distribuirlos a incontables círculos de amigos amparados por las leyes de privacidad).

4. Un lobby que nos propone un modelo de Internet que nos acerca a China, Cuba, Venezuela… La imagen que genera España con esta iniciativa no es buena. ¿Dónde empieza y termina el proteccionismo? Por qué no prohibir selectivamente sitios que perjudican a la “industria tradicional”. Hoy es una sencilla tasa o canón. Mañana: ¿Impediremos Apple Pay, Pay Pal, Ebay o Amazon? Somos proteccionistas en el ámbito digital y liberales y globales a la hora de defender nuestra banca y otras actividades de nuestras empresas en el exterior con presencia en países como EE.UU, Reino Unido, América Latina… Poco coherente. Somos conservadores y liberales en lo tradicional y adoptamos el estilo “Podemos” en lo digital.

El anuncio de la retirada de Google News

Si se cumple lo anunciado el próximo día 16 de Diciembre Google News, actualmente disponible en más de 70 países y 35 idiomas, no estará en España. Un compañero de Facultad me comentaba con sarcasmo que a las crónicas internacionales de nuestros activos “Pequeño Nicolás” y la “Pantoja” uniremos ahora no tener Google News.

La decisión de Google es la lógica tras la aprobación de la nueva Ley de Propiedad Intelectual en España. Yo haría lo mismo. No hace falta empatía con Google para llegar a la misma conclusión.

La posición de AEDE declarando que Google se lucra con el trabajo de los editores exigiría que detallen cómo lo hace Google. Como he dicho es insostenible y casi un insulto a la inteligencia.

Como aliado a esta postura también está el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert´ Aseguró meses atrás que la medida era una “regulación pionera en el ámbito europeo”, pues  introducía el derecho de editores y periodistas a obtener una compensación por el uso que hacen de sus contenidos los agregadores de noticias. Señor Ministro, más de una compensación es una “mordida”, como dicen los mexicanos, un motivo de vergüenza nacional.

Ahora que los editores (y el gobierno) ven las orejas al lobo se apresuran a declarar que Google se ha precipitado, que hay que esperar al desarrollo reglamentario de la Ley.

Textualmente el Ministro insiste en que, aunque la Ley entra en vigor el 1 de enero, la denominada tasa Google no se aplicará hasta que no se desarrolle reglamentariamente, momento en que se fijaría la forma en la que los medios de comunicación y los agregadores negocian la compensación “equitativa” por el uso de las noticias. Wert dijo que confía en que las tarifas (la mordida) se establezca mediante “negociación”.

La Ley no hay por donde cogerla. Anula las licencias Creative Commons para los agregadores y ataca a derechos fundamentales de los usuarios. Alguien me decía que lo más grave es que se da cobertura institucional y legal a un chantaje.

La salida de Google News en España es una mala noticia para el periodismo, pésima para la imagen exterior de España y en general para el desarrollo de la economía digital en nuestro país. En Alemania, el grupo editorial Axel Springer tuvo que volver a Google News tras ver reducido su tráfico en un 80% después de darse “de baja” de este servicio.

La prensa hará bien en sugerir al Gobierno la retirada de la Ley. Una cosa es recurrir al “mecenazgo de Google” y otra es institucionalizar por Ley que Google y otros agregadores tienen que pagar por enlazar noticias.

La solución para los editores está en su propio tejado. Tiene que venir de la mano de la innovación y la comprensión del ecosistema digital. Su esfuerzo como lobby sería más productivo centrado en iniciativas como el impulso conjunto de una plataforma integradora y única para la comercialización de una publicidad nacional digital, competitiva, abierta a terceros, creativa…

Una estrategia inteligente vería a Google como aliado.  La “demonización” de Google y ser capaces de infringirse una importante “autolesión” no parece la mejor estrategia.

ACTUALIZACIÓN:

Hoy, 16 de diciembre ha cerrado Google News en España su página https://news.google.es/ se redirige a la misma sección pero con Noticias de medios no españoles.

Paradójicamente no cierra el buscador de noticias (por ejemplo si se busca Google News en el buscador. Algo que dada la filosofía de la nueva Ley podría decirse que es para “nota”. En todo caso con este artilugio es probable que el impacto de la disminución del tráfico sea mucho menor.

Pero el daño está hecho. Toda la prensa mundial, y especialmente la tecnológica se han hecho eco de nuestro analfabetismo digital.

Temas relacionados con: Una política digital nefasta: el cierre de Google News en España:


12 Respuestas

  1. D, Dominguez 4 años ago
    • Andrés Pedreño 4 años ago
  2. Anónimo 4 años ago
    • Anónimo 4 años ago
  3. JAR 4 años ago
  4. H. Simpsom 4 años ago
  5. Anónimo 4 años ago
  6. Anónimo 4 años ago
  7. Rafa 4 años ago
  8. Sebas 4 años ago
    • Anónimo 4 años ago
  9. M.P. 4 años ago

Añadir Comentario