Street View de Google

Según un artículo publicado esta semana en BBCNews, Google ha defendido su controvertida herramienta Street View, afirmando que cumplirá la legislación de privacidad local de los países europeos en el momento de su lanzamiento.
La herramienta, que combina fotografías del mundo real con localizaciones en mapas, ha desatado las quejas de algunos defensores de la privacidad.

En el Reino Unido, Privacy International señaló que la herramienta podría incumplir la ley de protección de datos si se veían las caras de la gente. Pero Google ha afirmado que utiliza una tecnología de difuminado de caras para preservar la privacidad de los individuos fotografiados.

“En nuestra opinión, necesitan el consentimiento de una persona si quieren utilizar su cara con fines comerciales”, comentó Simon Davies, de Privacy International, para BBC News.

Street View, que ya funciona en los EEUU, incluye imágenes de calles de las principales ciudades estadounidenses. Se cree que la toma de imágenes en zonas del Reino Unido, incluido Londres, comenzaron la semana pasada.
Davies se ha puesto en contacto con Google para informarse acerca de la tecnología empleada para difuminar las caras y ha señalado que pedirá al Comisario de Información del Reino Unido que intervenga en caso de no recibir una respuesta satisfactoria. El motivo es que cree que la tecnología de Google podría no funcionar.

Por su parte, la consejera de privacidad de Google, Jane Horvath, ha respondido afirmando que la tecnología ya se ha utilizado. “Presentamos públicamente esta tecnología a comienzos de mayo, cuando actualizamos nuestras imágenes en Manhattan, Nueva York”.

“Desde entonces hemos aplicado esta tecnología a todas los lanzamientos de nuevas imágenes en los EEUU”.

Google ha comentado que planea lanzar Street View en “unos cuantos países europeos”, pero no ha ofrecido más detalles.

Según un portavoz de Google: “Creemos que este tipo de tecnologías que favorecen la privacidad son el mejor modo de ajustarse al reto de continuar respetando las expectativas de privacidad de las personas, sin frenar el desarrollo de nuevos productos y servicios de los que cualquiera puede disfrutar y sacar partido”.

Fuente: BBC News