Google ofrecerá versiones Ray-Ban y Oakley de sus gafas Glass

Tras meses de especulación sobre qué compañía podría ser la elegida por Google para fabricar versiones más modernas de Glass, finalmente, esta semana el gigante tecnológico ha anunciado una alianza con
Luxottica.

La empresa matriz de Ray-Ban y Oakley, Luxottica, trabajará con Google para sacar al mercado dispositivos Glass que incorporen los estilos de las dos marcas famosas de gafas.

La combinación de Ray-Ban, un clásico americano, con Glass podría ayudar al dispositivo a captar la atención de consumidores menos orientados a la tecnología en el mercado estadounidense. Por su parte, es probable que los entusiastas de la tecnología se emocionen con los posibles dispositivos Glass de Oakley, una marca conocida por sus diseños futuristas.

“Hemos llegado a un punto en el que tenemos tanto un impulso tecnológico como una demanda de aplicaciones y productos de vestir con tecnología por parte de los consumidores”, señaló Andrea Guerra, CEO de Luxottica Group, en un comunicado. “Creemos que ya es hora de combinar la experiencia única, el conocimiento profundo y la calidad de nuestro grupo con la experiencia en tecnología de última generación de Google para dar a luz a una nueva generación de dispositivos revolucionarios”.

En enero, Google anunció una versión del dispositivo con lentes graduadas, despertando algunos rumores de que la empresa podría asociarse con Warby Parker para ofrecer monturas de moda.

A principios de este mes, saltó la noticia de que Google tenía planes de abrir tiendas de venta al por menor de Glass. Sin embargo, un comunicado en el blog oficial de Glass sugiere que Google podría apoyarse en Luxottica para su debut al por menor. Según el comunicado: “los canales de distribución al por mayor y venta al por menor de Luxottica nos serán muy útiles cuando pongamos Glass a disposición de un público mayor a pie de calle”.

No obstante, a pesar de estos avances, aún hay muchos escépticos acerca de Glass. El escepticismo se debe, en parte, al elevado precio del dispositivo (1.500 dólares) y a los artículos negativos de los medios de comunicación, pero también sobre todo, al hecho de que ya hayan pasado casi dos años desde que la compañía presentó el proyecto con mucho bombo y todavía no haya noticias sobre cuando se ofrecerá Glass a los consumidores en general.

La asociación con Luxottica es una señal para los usuarios de que Google tiene, en efecto, la intención de llevar Glass a las manos del gran público.

En cualquier caso, cuando Mashable se puso en contacto con Luxottica, su portavoz no pudo ofrecer detalles acerca del precio y la disponibilidad de las gafas.

Fuente: http://mashable.com/2014/03/24/google-glass-ray-ban-oakley/