Unas nanopartículas de colesterol bueno buscan y destruyen las células cancerosas

Las lipoproteínas de alta densidad transportan el exceso de colesterol hasta el hígado para su eliminación, pero una investigación reciente sugiere que el “colesterol bueno” también puede actuar como vehículo de transporte especial para la destrucción para el cáncer.

Unas nanopartículas sintéticas de HDL cargadas con ARN interferente pequeño para silenciar los genes que promueven el cáncer redujeron o destruyeron, de forma selectiva, los tumores de cáncer de ovario en ratones, según informó un equipo de investigación dirigido por científicos del MD Anderson Cancer Center de la la Universidad de Texas y el Health Science Center de la Universidad del Norte de Texas en la edición de abril de Neoplasia (“Targeted Delivery of Small Interfering RNA Using Reconstituted High-Density Lipoprotein Nanoparticles“).

Según los científicos, el siguiente paso es prepararse para los ensayos clínicos con humanos. “Si somos capaces de noquear al 70, 80 ó 90 por ciento de los tumores sin que el fármaco se acumule en los tejidos normales de los ratones, es probable que muchos pacientes con cáncer se puedan beneficiar de este nuevo tipo de tratamiento a largo plazo”.

Fuente: Physorg