Un cable de nanotubo invisible podría sostener a un humano

Las actuaciones de circo y los efectos especiales del cine podrían no volver a ser lo mismo nunca más, si la idea de un cable invisible hecho de nanotubos de carbono prospera.

Al ser más estrechos que la longitud de onda de la luz, los nanotubos son por lo general invisibles, siempre y cuando se encuentren separados por más de una longitud de onda. Ahora, Nicola Pugno, del Politécnico de Turín, en Italia, ha calculado cuántos nanotubos serían necesarios para sostener a una persona, teniendo en cuenta pequeños defectos que se producen en los tubos durante su fabricación. Con una separación de 5 micrómetros, para que se mantengan invisibles, formarían un cable de tan solo 1 centímetro de diámetro, con un peso de apenas 10 miligramos por kilómetro (Microsystem Technologies, DOI: 10.1007/s00542-008-0653-9). Una placa con agujeros más juntos podría deslizarse por el cable acercando más los nanotubos y volviéndolos, por tanto, visibles.

Fuente: Nanotechnology Now