Toxicidad de las nanopartículas

¿Cómo de tóxicas son las nanopartículas? Una nueva norma ISO ayuda a averiguarlo

Con el rápido crecimiento de los productos basados en nanotecnología, los investigadores, fabricantes, reguladores y consumidores están cada vez más preocupados por su seguridad e impacto ambiental. Para ayudar a resolver este problema, ISO ha publicado una norma internacional que respalda los ensayos de toxicidad por inhalación de nanopartículas.

El Dr. Peter Hatto, presidente de la comisión que desarrolló la norma explica: “Con la rápida expansión de las aplicaciones de la nanotecnología surge un creciente riesgo de exposición a sustancias potencialmente tóxicas, especialmente para los trabajadores de las industrias basadas en las nanotecnologías. Por otra parte, si los productos liberan nanopartículas en el aire, el público en general también podría verse afectado”.

Para establecer la toxicidad por inhalación de las nanopartículas presentes en el aire se utilizan unas pruebas cuidadosamente monitorizadas. La nueva norma, ISO 10808:2010, “Nanotechnologies – Characterization of nanoparticles in inhalation exposure chambers for inhalation toxicity testing” (Nanotecnologías: Caracterización de nanopartículas en cámaras de exposición por inhalación para pruebas de toxicidad por inhalación), ayuda a garantizar que los resultados de estas pruebas son fiables y equiparables en todo el mundo.

El Dr. Hatto añade: “Con el fin de probar la toxicidad por inhalación es necesario controlar la concentración, el tamaño y la distribución por tamaño de las partículas a nanoescala en una cámara de inhalación. Los métodos tradicionales utilizados en otras áreas se consideran insuficientes para el análisis de nanopartículas, dado que los parámetros específicos para ellas como el área de superficie o el número de partículas, pueden ser determinantes cruciales de la toxicidad. ISO 10808 tiene en cuenta las características particulares y los riesgos potenciales de las nanopartículas, por lo que supone un logro importante para la industria”.

ISO 10808 establece una batería de monitorización para las cámaras de pruebas de toxicidad por inhalación, incluyendo un sistema de análisis de movilidad diferencial (DMAS), para determinar el número de partículas, su tamaño, distribución por tamaño, área de superficie y dosis total estimada, así como el examen morfológico mediante el uso de la microscopía electrónica de transmisión (TEM) o la microscopía electrónica de barrido (SEM) equipada con un analizador de rayos X por energía dispersiva (EDXA) para la composición química.

Fuente: Nanowerk