Nanotubos para formar sensores ultrasensibles

Investigadores del Departamento de Química de la Universidad de Warwick han descubierto recientemente una nueva forma de producir nanotubos de carbono a partir de un circuito eléctrico altamente sensible fabricado a medida. Estos ultramicroelectodos pueden ser especialmente útiles para la creación de sensores ultrasensibles, pudiendo tener también aplicaciones para catalizadores en pilas de combustible.

Aunque los investigadores han sido conscientes de que los nanotubos son particularmente útiles para la catálisis, fueron incapaces de determinar cómo afectaron las propiedades de los nanotubos de carbono al proceso de producción. Este nuevo método de montaje de nanotubos de carbono de pared simple demostró que las propiedades de los nanotubos de carbono son útiles para la catálisis. Los investigadores utilizaron la electrodeposición para aplicar, fácilmente y con rapidez, recubrimientos metálicos específicos a las redes de microelectrodos de nanotubos de pared simple hechos a medida, una adición que tiene el potencial de beneficiar significativamente la tecnología de las pilas de combustible

Este avance se logró utilizando la deposición química a vapor y la litografía para crear microelectrodos basados en nanotubos de carbono con forma de disco. Sobre una superficie plana se depositaron de forma aleatoria, pero relativamente nivelada, montados unos sobre otros lo suficiente como para crear un microcircuito metálico completo a lo largo del disco, ocupando menos del 1% de la superficie del disco. La pequeña área de superficie de la parte conductora del disco ayuda eficazmente a filtrar el “ruido” de fondo. Los microelectrodos se las arreglan mejor con ratios de señal baja a ruido, puesto que son hasta 1.000 veces más sensibles que los sensores de ultramicroelectrodos convencionales. También tienen tiempos de respuesta muy rápidos, 10 minutos más rápidos que los ultramicroelectrodos convencionales.

Fuente: The Future of Things