Nanotecnología y sector de la construcción

Un artículo de Wired News expone las últimas avances de la nanotecnología en el sector de la construcción y el desarrollo de edificios inteligentes capaces de eliminar la contaminación del medioambiente.

Adaptando tecnologías ya disponibles para la fabricación de ventanas y azulejos auto-limpiables, un equipo de científicos pretende desarrollar nuevos materiales que, al ser expuestos a rayos solares y a la lluvia, sean capaces de disolver y eliminar los gases tóxicos que contaminan el aire.

La empresa sueca Skanska pretende construir muros de hormigón que descompongan los gases expulsados por los tubos de escape de vehículos en túneles de carretera, además de aceras que limpian el aire en las ciudades.

Skanska participa en un proyecto valorado en $1.7 millones para desarrollar hormigón y otros productos catalíticos pintados con dióxido de titanio, compuesto utilizado a menudo en la fabricación de pinturas blancas y pasta dentrífica que puede tener una alta tasa de reactividad al ser expuesto a rayos de luz ultravioleta.

Cuando los rayos UV entran en contacto con el dióxido de titanio, se produce una reacción catalítica que destruye las moléculas de contaminantes, incluyendo óxidos nitrógenos que producen nubes de contaminación en las grandes ciudades y zonas industriales y puedan causar problemas pulmonares además de ser considerados como principales elementos que causan el efecto invernadero. La reacción se llama “fotocatalisis solar” y su aplicación para crear productos capaces de “limpiar” el medioambiente es posible gracias a la nanotecnología.

La nanotecnología ya ha sido aplicada en el sector de la construcción para crear y comercializar productos prácticas (auto-lavables), pero hasta ahora no se habían desarrollado productos que abarquen una limpieza del medioambiente, objeto de la presente investigación.

Relacionados:
El impacto de nanotecnología sobre el sector de la construcción


One Response

Añadir Comentario