Nanotecnología para teléfonos celulares

Dentro de poco tiempo la nanotecnología podría servir para mejorar teléfonos móviles a través de la fabricación de tubos al vacío de nanotubos de carbón, micrófonos microscópicos, lentes líquidas, brújulas conectadas con satélites de sistemas de posicionamiento global (GPS) etc.

Según la revista Sci-Tech, investigadores de Lucent’s Bell Labs están desarrollando teléfonos a nano-escala para la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada para el Ministerio de Defensa de los Estados Unidos. Estos nano-teléfonos consisten en transmisores de radio cuyo tamaño es igual que el diámetro de un pelo humano. Se podría utilizar los transmisores para estudiar procesos dentro de células vivas y medir potenciales químicas, campos eléctricos y presiones.

Según declaraciones de David Bishop (vice presidentes de Bell Labs) a Nano World, supone una nueva posibilidad para reducir el tamaño de la tecnología existente a su límite práctico.

Las partes de teléfonos celulares que ayudan a enviar y recibir datos representan los componentes más costosos y los que más energía consumen. Según Bishop, con la nanotecnología se pueden reducir costes, aumentar funcionalibilidad y disminuir energía.

Los amplificadores de frecuencia de radio utilizados en teléfonos celulares son filamentos de tungsteno calientes cuya eficiencia de potencia llega al 10 por cien. El objetivo de las investigaciones actuales es sustituir estos filamentos, que consumen mucha potencia de la batería, con conjuntos de nanotubos de carbón cultivados en platos de silicio que actúen como tubos al vacío altamente eficientes que emiten electrones.

Otras investigaciones que se están desarrollando incluyen:

  • Micro-micrófonos para mejorar la filtración de interferencias y la recepción de sonidos deseados. Los micro-micrófonos desarrollados por Bell Labs incorporan membranas de silicio y otros materiales compuestos
  • Lentes líquidas que son apretadas entre platos transparentes pintados con nano-capas que permite el movimiento del líquido sin viscosidad permitiendo que la lente pueda transformar para que mantenga su objetivo enfocado.
  • Baterías inteligentes fabricadas con nanotubos de silicio
  • Nano-brújulas que, una vez conectado con sistemas GPS, que permitirán utilizar el teléfono para detectar la localización exacta y utilizar servicios que indican las direcciones para llegar de un sitio a otro.
  • Nanosensores para que el teléfono móvil detecte la presencia de productos químicos en el ambiente.

2 Respuestas

  1. Anónimo 15 años ago
  2. Anónimo 8 años ago

Añadir Comentario