Nanogap, una empresa de nanotecnología gallega entre las mejores del mundo

Nanogap Subnmparticles, una empresa de nanotecnología creada en 2006 como spin-off de la Universidad de Santiago de Compostela está considerada, actualmente, como una de las compañías más prometedoras de Europa; y no es para menos, ya que esta empresa gallega abastece de nanomateriales a investigadores y empresas de gran parte del mundo.

 

Fuente: nanogap.es

Los orígenes de Nanogap

Nanogap surge de la investigación de uno de los grupos de investigación de la Universidad de Santiago de compostela (USC): Nanomag. Este grupo de investigación en nanotecnología, dirigido por los catedráticos Arturo López Quintela y José Rivas Rey, descubrió hace unos años los clústeres cuánticos atómicos, una innovación rompedora con aplicaciones en múltiples campos: medicina, farmacología, electrónica, automoción, materiales…

Tras patentar el descubrimiento, en lugar de esperar a que apareciera un posible comprador para la patente, decidieron crear una startup para desarrollar la idea empresarialmente. Así surge Nanogap, como spin-off de la USC.

Desde su creación, ha estado al frente de la empresa como CEO Tatiana López del Río, una joven gallega licenciada en Químicas por la USC, que dejó a un lado su doctorado en nanotecnología para cofundar Nanogap.

La empresa, constituida en abril de 2006 con un capital social de 100.000€, está situada en una planta industrial del polígono Novo Milladoiro, situado en Ames (A Coruña).

 

Su trayectoria

Desde su creación, Nanogap no ha parado de cosechar dinero de inversores y éxitos.

Apenas cuatro meses después de su constitución recibió ya la primera aportación de un fondo de capital riesgo, Unirisco, la sociedad de capital riesgo de las tres universidades gallegas, que apostó desde un primer momento por la profesionalización del equipo. También recibió el apoyo del Fondo Tecnológico I2C de la Xunta de Galicia.

En 2010 abrió una oficina comercial en San Francisco (Estados Unidos).

En 2008 se sumó a la iniciativa Uninvest, tanto con financiación como con apoyo en la gestión.

Y en 2012, la compañía recibió una tercera ronda de financiación de Xesgalicia.

Posteriormente, en 2014, consiguió una inyección de 2,2 millones en una cuarta ronda de financiación en la que participaron Caixa Capital Risc, la gestora de capital riesgo de La Caixa, Abanca, Banco Pastor, BPI, Inditex, San José, R y la Zona Franca; además de los inversores anteriores: Unirisco, Uninvest y el fondo XesGalicia.

En 2015 inauguró, con el apoyo de un socio local, su primer centro de producción internacional en la ciudad de Richmond (California), un laboratorio en el que trabajan 3 personas, cuyo cometido, por el momento, es producir materiales estándar desarrollados en España para abastecer al mercado norteamericano.

Actualmente, la empresa emplea a unos 30 profesionales, entre físicos, químicos e ingenieros químicos; y cuenta con un equipo profesional que suma más de 40 años de experiencia en el sector.

Por otra parte, desde su creación, su facturación se ha multiplicado continuamente. En 2013 alcanzaba la cifra de cerca de un millón de euros. Y en los últimos tres ejercicios, su facturación ha crecido un 75% de media anual.

Con estas cifras, no es de extrañar que esté considerada como una de las empresas jóvenes más prometedoras de Europa.

 

¿Pero qué hace exactamente Nanogap y por qué es tan especial?

Nanogap fabrica tres tipos de productos:

  1. Clústers cuánticos atómicos (AQC, por sus siglas en inglés): agrupaciones subnanométricas de átomos, aisladas y estables en disolución, que exhiben propiedades únicas en función de su tamaño.
  2. Dispersiones de nanopartículas de magnetita y plata estables, preparadas en una amplia variedad de distribuciones de tamaño de partícula y de líquidos portadores.
  3. Dispersiones de nanofibras de plata estables, preparadas en una amplia variedad de líquidos portadores.

Estos productos poseen una serie de propiedades (antimicrobianas, conductoras, luminiscentes y magnéticas) que los convierten en aditivos idóneos para una amplia variedad de usos industriales en diversos campos.

A nivel nanoscópico aparecen en los materiales nuevas propiedades que no tienen a nivel macroscópico o microscópico. Por ejemplo, a nivel nanoscópico el oro se vuelve magnético y fluoresecente, además de tener una eficiencia antimicrobiana muy elevada. Y estas propiedades pueden variar en función del tamaño de las nanopartículas.

En este sentido, Nanogap puede personalizar sus nanomateriales en cuanto a tamaño, morfología o funcionalización para adaptarlos a las necesidades de los clientes.

La clave del éxito de la compañía es una tecnología altamente especializada, capaz de fabricar partículas inferiores a un nanómetro, pero la fabricación de los clústeres cuánticos atómicos es lo que le ayuda a marcar la diferencia, ya que hoy día todavía es la única empresa capaz de fabricarlos a escala industrial en todo el mundo.

Sus principales mercados son Europa, Japón y Estados Unidos en donde abastece de nanomateriales a grandes empresas químicas o pymes muy innovadoras, que suministran, a su vez, a gigantes de la electrónica y la química.

Nanogap vende sus productos y los envía a todo el mundo en contenedores de uno o más litros. El líquido almacenado en los contenedores contiene las nanopartículas.

Desde su creación, la compañía ha logrado desarrollar prácticamente una patente por año y cuenta, en la actualidad, con 12 patentes presentadas, de las cuales, cuatro ya le han sido concedidas en varios países de Europa, Asia y Estados Unidos.

 

¿Para qué sirven sus productos?

Las posibilidades de aplicación de estos productos son increíbles ya que se pueden utilizar con fines muy diversos en una amplia variedad de campos, entre ellos, la electrónica, la medicina, la aeronáutica, etc.

Por ejemplo, sus nanopartículas de fibra podrían resolver uno de los principales problemas de la fabricación de teléfonos móviles inteligentes y tablets.

 

1. En smartphones, tablets, etc.

Hoy día, en la fabricación de estos dispositivos se utiliza un material que se conoce como ito (en inglés, indium tin oxide). El problema es que este material, controlado por China, es un bien escaso y su precio se está incrementando de manera exponencial. De ahí la necesidad urgente de buscar materiales alternativos.

Las nanofibras de plata de Nanogap se pueden incorporar en cualquier plástico, vidrio u otro material para darle propiedades conductoras sin empeorar la transparencia y sin modificar en nada las propiedades ópticas. En este sentido, un solo litro de nanofibras de plata daría para fabricar cientos de miles de teléfonos móviles.

 

2. En circuitos electrónicos impresos

Los materiales desarrollados por Nanogap son útiles también en la creación de circuitos electrónicos impresos para su aplicación en antenas RFID, un artilugio que utilizan industrias como la textil para seguir el recorrido de una prenda; o el sector de la alimentación, en los sensores de caducidad incorporados en los envases de de los alimentos.


3. Como reemplazo de las soldaduras de plomo en la industria aeronáutica

En relación a la industria aeronáutica, colaboradores de la empresa han desarrollado un adhesivo conductor para sustituir las soldaduras de plomo (más contaminantes) en circuitos electrónicos.


4. Otros ejemplos

– En el campo de la medicina: en la producción de marcadores médicos fluorescentes para las pruebas de diagnóstico, en la fabricación de apósitos antimicrobianos e, incluso, en un posible nuevo tratamiento para el cáncer.

– En el sector textil: en la fabricación de prendas antibacterianas o de ropa que no se arruga.

– En arquitectura: en la creación de materiales de construcción más resistentes.

– En el campo de la seguridad: en la elaboración e materiales fotoluminiscentes con huellas digitales ópticas únicas para impresiones seguras.

– También en la fabricación de pantallas táctiles y de productos como gafas y lentes que no se deterioran.

Y estos son solo algunos de los múltiples usos de este tipo de componentes.

 

Becas de investigación y premios

A lo largo de estos 10 años, la compañía ha recibido becas de investigación y premios muy diversos:

Becas:

  • INNCORPORA 2011, Ministerior de Ciencia e innovación.
  • CONECTA PEME 2014. Xunta de Galicia.

Premios:

  • ‘Mejor Idea Innovadora’, por la Universidad de Santiago.
  • ‘Proyecto Más Innovador’, concedido por la Fundación María José Jove.
  • ‘Empresa más Innovadora de España’, otorgado por ENISA.
  • Premio ‘Coup de coeur’, reconocido por PwC.
  • Premio EmprendedorXXI en Galicia en 2012, promovido por La Caixa.

 

Seguir leyendo: