Nanocartografía en 3D

Los modelos a nanoescala se están volviendo cada vez más sofisticados. El aumento en la adaptación de instrumentos tales como microscopios de fuerza atómica significa que estamos llegando a la etapa de ser capaces de controlar los modelos de superficie y, por lo tanto, la funcionalidad a un nivel de un solo nanómetro, preparando el escenario para que los circuitos y los dispositivos a nanoescala hagan su entrada. Sin embargo, hay uno o dos problemas que hay que resolver con las actuales técnicas de modelado por sonda de barrido, por ejemplo, el desgaste en la punta, que puede limitar el rendimiento de modelado (y hace falta un elevado rendimiento para depositar los circuitos a nanoescala sobre apenas un milímetro cuadrado de sustrato) y el control preciso de la profundidad en los modelos en 3D.

Y así lo ha hecho IBM, donde un equipo internacional ha estado trabajando en formas de mejorar el nanomodelado en 3D y parece haber descubierto una combinación ganadora. Su técnica implica el uso de una diminuta punta de silicio, similar a las de un microscopio de fuerza atómica, para aplicar calor y fuerza a la superficie del sustrato. El material del sustrato también es importante; el equipo utilizó un polímero autoamplificante que se descompone en unidades de monómeros volátiles al aplicar calor. Para crear los modelos completos, el calor quema el material que está bajo la punta y la fuerza ejercida permite el movimiento en 3D y, por lo tanto, la escultura de formas en 3D. La precisión nanométrica del control de la punta significa que la resolución de modelado es excelente y el método abre una vía para la producción de plantillas y moldes de precisión nanométrica y alta calidad, para modelar en otros materiales, además de las estructuras formadas a partir del sustrato específico que se muestra en este trabajo.

Fuente: Materials View


2 Respuestas

  1. MARITZA 9 años ago
  2. Gematzin 9 años ago

Añadir Comentario