La nanotecnología permite detectar el mercurio presente en el agua y el pescado

Cuando el mercurio se vierte en ríos y lagos, puede acabar en el pescado que comemos y el agua que bebemos. Para ayudar a proteger a los consumidores de las enfermedades y trastornos asociados con el mercurio, los investigadores de la Universidad de Northwestern, en colaboración con colegas de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), en Suiza, han desarrollado un sistema de nanopartículas lo suficientemente sensible como para detectar hasta los niveles más bajos de metales pesados en el agua y el pescado.

“El sistema que se utiliza actualmente para detectar el mercurio y su derivado extremadamente tóxico, el metilmercurio, es un proceso que requiere mucho tiempo, cuesta millones de dólares y sólo puede detectar cantidades a niveles ya tóxicos”, señaló Bartosz Grzybowski, autor principal del estudio.

El nuevo sistema se compone de una tira comercial de vidrio cubierta con una película de nanopartículas “velludas”, una especie de “nanovelcro”, que se puede sumergir en el agua. Cuando un catión metálico –una entidad con carga positiva, tal como el metilmercurio– se encuentra entre dos vellosidades, éstas se cierran, atrapando el contaminante y convirtiendo la película en eléctricamente conductora. Un dispositivo de medición de voltaje revela el resultado.

El coste de fabricación de las películas de nanopartículas está entre 1 y 10 dólares y el dispositivo de medición de corriente cuesta unos cuantos cientos de dólares, señaló Grzybowski. Además, el análisis se puede realizar en el sitio de modo que los resultados están disponibles inmediatamente.

La investigación se publicó el 9 de septiembre en la revista Nature Materials.

Fuente: http://www.northwestern.edu/newscenter/stories/2012/09/mercury-water-fish-nanotechnology.html