Ingeniería de nanomateriales

Vías de grafeno para trenes de aluminio: ingeniería de nanomateriales

Un objetivo de la nanociencia es entregar materiales a nanoescala de un modo controlable. Los átomos ya han sido manipulados de forma individual utilizando la punta de un microscopio de efecto túnel, pero esto no es factible a gran escala. Los nanotubos de carbono también se están utilizando para conducir átomos por medio de una corriente eléctrica a lo largo de los tubos, los cuales son química y mecánicamente estables, por lo que pueden soportar la elevada corriente necesaria para lograr este movimiento.

El grafeno comparte muchas de las propiedades de los nanotubos de carbono, pero además es plano, por lo que se puede utilizar en las técnicas litográficas convencionales de modificación de superficie y, por tanto, potencialmente a gran escala. Sin embargo, hasta ahora, no se ha logrado el transporte en grafeno.

Ahora, en un avance importante, un equipo dirigido por Adrian Bachtold del Instituto Catalán de Nanotecnología del CSIC, en Barcelona, España, junto con miembros del Instituto Kavli de Delft, en los Países Bajos, y del ICMAB-CSIC y el ICMM-CSIC de Bellaterra y Madrid, en España, ha logrado el movimiento controlado de átomos de metales y grupos de grafeno por primera vez, utilizando una corriente eléctrica.
Los investigadores elaboraron un conjunto de electrodos modelados de manera encrucijada y fueron capaces de hacer que diminutos conglomerados de aluminio se movieran primero hacia delante y luego en ángulo recto a su movimiento original, mediante la aplicación de una corriente primero y luego otra en dirección perpendicular.

Fuente: Material Views