Estudio de daños causados por las nanopartículas

Una nueva investigación ha descubierto que las nanopartículas pueden dañar el ADN de las células a cierta distancia, incluso cuando las células parecen estar a salvo detrás de una barrera infranqueable de tejido.

Pero, ¿qué implicaciones tiene este curioso resultado, revelado ayer por investigadores de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, para la seguridad de las nanopartículas y los tratamientos médicos basados en ellas? New Scientist pone la noticia en su contexto.

¿Representa el experimento algo que podría ocurrir en mi cuerpo?
El montaje experimental fue totalmente artificial y nada similar ocurre de forma natural en los seres humanos o los animales. Las nanopartículas en cuestión tampoco se utilizan en ningún tratamiento actual, ya sea experimental o de otro tipo. La barrera de tejido, de alrededor de cuatro células de grosor, se hizo de células “BEWO” de cáncer humano. Se trata de una línea de células estándar que se han adaptado bien al trabajo de laboratorio, pero que son muy diferentes a las células que se encuentran en el cuerpo.

¿Cuáles fueron exactamente los resultados?
Después de un día en una placa de Petri, se descubrió el daño del ADN en los fibroblastos. El daño no era extenso, pero incluía rupturas de cadenas simples y dobles en el ADN y una duplicación cromosómica anormal en algunas células. Una comprobación detallada no mostró fugas en la barrera ni gotas de cobalto-cromo en el lado equivocado de la misma.

Fuente: New Scientist