Detector de espuma de grafeno

Una espuma de grafeno detecta los explosivos y las emisiones mejor que los actuales sensores de gas

Un nuevo estudio del Instituto Politécnico Rensselaer demuestra cómo la espuma de grafeno puede superar a los principales sensores de gas comerciales en la detección de sustancias químicas potencialmente peligrosas y explosivas. El descubrimiento abre las puertas para una nueva generación de sensores de gas que se podrían utilizar en las brigadas de antiexplosivos, la policía, las organizaciones de defensa y en varios encuadres industriales.

El nuevo sensor midió con éxito en repetidas ocasiones el amoníaco (NH3) y el dióxido de nitrógeno (NO2) en concentraciones tan pequeñas de hasta 20 partes por millón. Hecho de nanoláminas continuas de grafeno que crecen en el interior de una estructura similar a la espuma de un tamaño aproximado al de un sello correos y el grosor del fieltro, el sensor es flexible, resistente y resuelve finalmente los defectos que hasta hora habían impedido que los sensores de gas basados en nanoestructuras llegasen al mercado.

Los resultados del estudio se publicaron en la revista Scientific Report, publicada por la editorial Nature Publishing Group (con el título “High Sensitivity Gas Detection Using a Macroscopic Three-Dimensional Graphene Foam Network”).

Fuente: http://www.nanowerk.com/news/newsid=23517.php


Añadir Comentario