Convertir biomasa en biocombustibles

QuantumSphere, uno de los principales desarrolladores de materiales catalizadores avanzados, sistemas de electrodos de alto rendimiento y químicas de procesos relacionados para aplicaciones de tecnologías ecológicas y fuentes de energía portátiles, ha anunciado que la Comisión de Energía de California le ha concedido una subvención de investigación para el desarrollo de un proceso que utilice nanocatalizadores para convertir biomasa en biocombustibles.

La subvención, que pertenece al programa EISG (Energy Innovations Small Grant) de la Comisión, financiará un año de desarrollo de un proceso de biogasificación de algas que utiliza nanometales como catalizadores con el fin de convertir vegetación y materiales de biomasa similaresen metano, hidrógeno u otros gases sintéticos que se puedan utilizar para el transporte y otras necesidades energéticas. Durante los próximos 12 meses, QuantumSphere construirá una plataforma a pequeña escala para demostrar la eficacia del proceso.

Los biocombustibles basados en algas constituyen una gran promesa debido a su enorme potencial energético. Según los expertos, las algas crecen entre 20 y 30 veces más rápido que los cultivos alimentarios, contienen hasta 30 veces más combustible que cantidades equivalentes de otras fuentes de biocombustibles y se pueden cultivar casi en cualquier sitio. Los estudios indican que las algas pueden convertir hasta un 60% de su biomasa en petróleo o carbohidratos. Este petróleo se puede convertir, posteriormente, en biodiesel y venderlo para su uso en automóviles. Los carbohidratos se pueden transformar en alcoholes o bien gasificarlos para producir biogas, hidrógeno o metano, para muchas aplicaciones industriales.

“Nuestra visión para este proyecto era usar este proceso para recoger algas húmedas producidas en un lugar como el mar Salton en el valle Imperial de California y convertirlas en combustibles renovables”, señaló Subra Iyer, principal tecnólogo de QuantumSphere. “El mar Salton es un lugar de grandes cantidades de escorrentía agrícola, que en ocasiones origina extensos florecimientos de algas. Si tiene éxito, prevemos una extensa plantación a orillas de mar Salton que podría convertir grandes cantidades de alga húmedas en combustibles renovables”.

La viabilidad de la propuesta está basada en la investigación que la empresa ha llevado a cabo utilizando nanometales como catalizadores. Según Iyer, el proceso está diseñado para convertir en combustible cualquier biomasa, como hojas, algas, residuos vegetales o tallos de maíz.

Fuente: Azonano


3 Respuestas

  1. Anónimo 9 años ago
  2. Anónimo 9 años ago
  3. Anónimo 9 años ago

Añadir Comentario