La red 5G impulsará el futuro “Internet de las Cosas”

En el Foro de desarrolladores de Intel (Intel Developer Forum), en el que los desarrolladores pueden ver las tecnologías que están en desarrollo y podrían llegar pronto al mercado, se habló, entre otras cosas, de la tecnología 5G y sus posibilidades.

Ejecutivos de Intel y expertos del sector explicaron cómo las capacidades de la red 5G permitirán un servicio más rápido y con menos latencia, además de facilitar la conexión simultánea de más dispositivos desde distintos lugares del planeta, impulsando así el denominado “Internet de las Cosas“.

La tecnología 5G y el Internet de las cosas

Aicha Evans, vicepresidenta corporativa de Intel y directora general del Grupo de Comunicaciones y Dispositivos, ha explicado los entresijos de esta tecnología en la Web de la compañía.

Imaginemos que queremos pasar unos días de vacaciones en una cabaña en el bosque pero al mismo tiempo necesitamos trabajar un poco.

Tenemos GPS en el coche y nos llevamos nuestro portátil, teléfono móvil inteligente y, tal vez también una tablet o un reloj inteligente, pero ¿y si no hay cable? ¿Ni Wi-Fi? ¿Y la señal de la conexión móvil es débil? Ya no podríamos buscar en Google información sobre los lugares de interés cercanos, ni recibir correos electrónicos o ver una película por streaming. Puede que funcione, pero puede que no.

Con la tecnología 5G, en cambio, será más fácil mantenerse conectado. Seguiremos necesitando un buen proveedor de servicio con una red robusta, pero nuestros dispositivos podrán sincronizarse o conectarse de forma automática.

Para Evans, la tecnología 5G es básicamente una fusión de toda la tecnología inalámbrica actual. Según ella, esta convergencia de las redes existentes –2.5G, 3G, 4G, LTE y Wi-Fi– transformará la forma de comunicarnos e interactuar con el mundo.

Ella y Sandra Rivera, vicepresidenta y gerente general del Grupo de Plataformas de Red de Intel, hablaron sobre las nuevas funcionalidades que ofrecerá la tecnología 5G que, entre otras cosas, esperan que impulse el Internet de las Cosas, en continuo crecimiento.

Evans cree que en 2020, cuando la tecnología 5G esté instaurada a nivel mundial, habrá conectados unos 50 mil millones de “cosas”.

En el futuro prácticamente todos los dispositivos podrán conectarse entre sí. Los coches autónomos podrán comunicarse con los semáforos, los sistemas de sensores inteligentes de las ciudades, los electrodomésticos inteligentes del hogar, los sistemas de automatización industrial, los drones y robots personales, etc. Y, para ello, todas estas cosas tendrán que conectarse de forma inalámbrica a Internet.

Además de todos esos dispositivos también aumentará el numero de personas que querrán conectarse a Internet.

Hoy en día, se estima que sólo alrededor de un 30-40% de la población mundial está conectada de una forma u otra, pero Evans espera que, en los próximos 10 a 20 años, se conecte el 100% de la población. Esto supone unos 8 o 9 mil millones de personas más que requerirán capacidades de red.

La tecnología 5G será la que permita que todos estos dispositivos puedan estar conectados simultáneamente sin problema. Mediante la combinación de las comunicaciones inalámbricas de alta velocidad con una computación en la nube eficiente, incluso los dispositivos más diminutos podrán tener acceso a una potencia de computación prácticamente ilimitada. Esta combinación de comunicaciones e informática será la que impulsará el crecimiento masivo del Internet de las Cosas.

En la actualidad, la mayor parte de nuestras comunicaciones se realizan por medio de una transmisión de modo simple.

Con la tecnología 5G, las comunicaciones serán interactivas y responsive, adaptándose a las circunstancias.

No obstante, las redes actuales no van a desaparecer, sino que canalizarán la tecnología 5G, actualizándose junto con los dispositivos y tecnologías.  Cuando la tecnología 5G esté disponible, cosas que hoy en día tardan segundos, minutos o incluso días en cargar o enviarse, se entregarán en milisegundos.

El principal desafío para el sector será, según Evans, cómo gestionar y almacenar toda esta información. Intel está abordando el problema con un enfoque de extremo a extremo, aplicando su experiencia en informática, redes y comunicaciones inalámbricas en toda la red. Asociándose con fabricantes de equipos y dispositivos, operadoras de red, proveedores de servicios, instituciones académicas, etc.; la compañía está trabajando con los diversos implicados del sector para resolver los principales desafíos en todos los sistemas.

A medida que todo en nuestra vida se interconecte cada vez más –desde nuestros coches y dispositivos para el seguimiento de fitness a la banca y las plantas de fabricación robótica– nuestro panorama cultural también irá cambiando. Los hogares en los que vivirán nuestros hijos y sus nietos van a ser totalmente diferentes a los nuestros, señala Evans. Todo será diferente.

Evans duda que el acceso a Internet llegue a ser totalmente gratuito algún día, pero sí cree que llegará un momento en que será accesible para todo el mundo. Y, en su opinión, las nuevas capacidades proporcionadas por la tecnología 5G revolucionarán nuestro modo de vida.

Fuente:
http://iq.intel.com/how-5g-will-power-the-future-internet-of-things/

 

Seguir leyendo:


Sin Respuestas

Añadir Comentario