Ventanas que dejan pasar el aire pero no el ruido

Nueva ventana rediseñada detiene el sonido sin frenar el aire

Aprovechando algunas técnicas acústicas exóticas, los investigadores han construido una ventana que permite el paso del aire pero no del sonido.

La contaminación acústica es una de las bestias negras de la vida moderna. El sonido de máquinas, motores, vecinos y similares puede afectar seriamente a nuestra calidad de vida y a la de las demás criaturas que comparten este planeta, pero aislarse del sonido es una empresa difícil y costosa. La insonorización generalmente se basa en el principio de la transferencia de sonido del aire a otro medio que lo absorbe y amortigua.

Así que la idea de crear una barrera que absorba el sonido al tiempo que permite el libre paso del aire parece, a primera vista, del todo imposible. Sin embargo, eso es exactamente lo que han logrado Sang-Hoon Kima, de la Universidad Marítima Nacional Mokpo de Corea del Sur, y Seong-Hyun Lee, del Instituto Coreano de Maquinaria y Materiales.

Estos chicos han ideado una forma de separar el sonido del aire en el que se desplaza y, luego, atenuarlo. Esto les ha permitido construir una ventana que deja pasar el aire, pero no el sonido.

El diseño es relativamente simple y se basa en dos exóticos fenómenos acústicos. El primer paso es crear un material con un módulo de compresibilidad negativo.

El módulo de compresibilidad del material es esencialmente su resistencia a la compresión y es un factor importante en la determinación de la velocidad a la cual se mueve el sonido a través de él. Un material con un módulo de compresibilidad negativa atenúa exponencialmente cualquier sonido que pasa a través de él.

Sin embargo, es difícil imaginar un material sólido con un módulo de compresibilidad negativa, que es donde entra en juego un poco de diseño inteligente. [Leer más sobre Smart Cities y Territorios Inteligentes]

La idea de Kima y de Lee es diseñar una cámara de resonancia de sonido en la que las fuerzas resonantes se oponen a cualquier compresión. Con un diseño cuidadoso, esto conduce a un módulo de compresibilidad negativa para una cierta gama de frecuencias.

Fuente: www.technologyreview.com