Televisión de Láser de Mitsubishi

Según un artículo publicado esta semana en Technology Review, Mitsubishi ha dejado ver en el Consumer Electronics Show, celebrado en el Hotel Palms de Las Vegas, una muestra de su próxima línea de televisores de alta definición y pantalla plana.

Según la compañía, esta nueva pantalla “ofrece una gama de color nunca vista para el hogar”. Al contrario que las pantallas de cristal líquido, que utilizan luz blanca, y las de plasma, que utilizan células de un gas con carga para iluminar la pantalla, la nueva pantalla de Mitsubishi, llamada TV láser, utiliza la luz láser como fuente de luz. No obstante, los representantes de la compañía no han dado muchos detalles al respecto.

Durante el evento, Mitsubishi mostró tres pantallas láser de 65 pulgadas, que ya se están fabricando. Además, la compañía demostró cómo su TV láser se podría utilizar como un home theater en 3D, reproduciendo, en sus pantallas láser, vídeos de Beowulf, de un partido de fútbol y de un concierto de U2 en 3D.

El principio en el que se basa la TV láser no es totalmente nuevo. Se trata, fundamentalmente, de una variante de la tecnología de proyección de luz digital (DLP) desarrollada por Texas Instruments, presente en la mayoría de los proyectores, pero con una estructura ligeramente diferente. En lugar de proyectar luz a una pantalla de forma frontal, los láseres y el chip DLP se encuentran en la parte de atrás de la pantalla, lo que permite que sean mucho más delgados que los sistemas tradicionales de proyección frontal.

Sin embargo, la diferencia principal es que una pantalla láser utiliza luz láser como fuente de luz. Por lo general, los proyectores emiten luz blanca a través de una rueda de colores y, a continuación, la proyectan hacia la pantalla, pero se trata de un enfoque ineficaz que filtra gran parte del brillo original. Las pantallas láser utilizan unos láseres rojo, azul y verde para transmitir directamente el color a la pantalla. Estos láseres no solo ofrecen mejor brillo y color que la luz blanca filtrada, sino también ofrecen ventajas con respecto a los LED. El color producido por un láser es mucho más puro que el de un LED, al permitir el primero unas combinaciones de color más precisas. El resultado es una nueva imagen totalmente real, en la que el blanco es muchas veces más claro y el negro muchas veces más oscuro que en las pantallas estándares de alta definición.

Otro de los aspectos más interesantes de estas nuevas pantallas es que consumen mucha menos energía que otras pantallas; además, su precio podría llegar pronto a estar por debajo del de las pantallas de plasma, puesto que los láseres se pueden producir a gran escala en las fábricas de semiconductores.

Fuente: Technology Review