Papel electrónico en color

A pesar de la promesa de Amazon de reinventar la industria de las revistas y los periódicos con su nuevo, lector electrónico Kindle DX de pantalla grande, algunas personas se pueden mostrar reticentes a adoptar esta tecnología hasta que se desarrollen las pantallas a todo color. Ahora, según un artículo publicado en Technology Review, un nuevo enfoque desarrollado por Philips ofrece unas pantallas de papel electrónico a color con tanto brillo y nitidez que incluso las tradicionales pantallas de cristal líquido (LCD) palidecen frente a ellas.

Según Kars-Michiel Lenssen, quien dirigió la investigación en Philips Research, en Eindhoven, Países Bajos, el nuevo enfoque tiene el potencial de crear imágenes en color hasta tres veces más vivas que las pantallas que utilizan filtros de color, incluidas las LCD. “Esto es lo más cerca que cualquier tecnología de papel electrónico ha estado del papel impreso”, añadió.

Las pantallas en color normalmente requieren cuatro subpíxeles (rojo, verde, azul y blanco) para crear cada píxel a todo color. “Eso tiene su coste en términos de resolución”, señala Pieter van Lieshout, director de investigación de productos de Polymer Vision, que abandonó Philips Electronics hace tres años para desarrollar pantallas de papel electrónico flexibles. Por ejemplo, poner toda la pantalla roja utilizando subpíxeles implica que únicamente un cuarto de la pantalla estaría realmente de color rojo, señala Sri Peruvemba, vicepresidente de marketing de E-Ink, en Cambridge, Massachussets.

Una de las tecnologías de papel electrónico más comunes ha sido creada por E-Ink y se utiliza en las pantallas monocromáticas de una amplia gama de dispositivos, desde el Reader de Sony o el Kindle de Amazon al Readius plegable de Polymer Vision, a punto de salir al mercado. La tecnología utiliza la electroforesis: partículas coloreadas dispersas en un líquido y controladas mediante un campo eléctrico. Cada píxel está formado por una microcápsula rellena con un líquido oleaginoso negro en el que hay partículas blancas muy pequeñas en suspensión. Puesto que estas partículas tienen carga, es posible hacer que se desplacen a la parte superior de la microcápsula (la superficie de la página) aplicándoles un campo eléctrico. La presencia o ausencia de estas partículas en la superficie de la pantalla actúa a modo de tinta, cambiando el modo en que se refleja la luz y dándole una apariencia con más brillo o más oscura.

La técnica de Philips, denominada electroforesis en plano, difiere u poco de la anterior. En este caso se trata de partículas coloreadas en suspensión en un líquido claro y que se en horizontal, en lugar de verticalmente. Cada píxel está constituido por dos cámaras de microcápsula: una que contiene las partículas amarillas y cian; y la otra, debajo, que contiene las partículas negras y magenta. En el interior de cada microcápsula, un conjunto de partículas de colores tiene carga positiva y el otro carga negativa.

Controlando cuidadosamente los voltajes de los electrodos colocados en los extremos de los píxeles, es posible esparcir las partículas de colores por el píxel o retirarlas todas escondiéndolas detrás de los electrodos, señala Lenssen. Esto hace que se puedan lograr diferentes matices de color, controlando cuántas partículas de cada grupo quedan a la vista. Para crear el blanco, basta con retirar todas las partículas a un lado, dejando al descubierto el sustrato blanco que hay tras las dos microcápsulas.

Según van Lieshout: “Parece un buen enfoque”; pero también señala que la tecnología todavía está su más tierna infancia en comparación con otros enfoques más tradicionales, de ahí que van Lieshout crea que las primeras pantallas de papel electrónico a todo color usarán filtros.

Peruvemba coincide con él. E-Ink ha estudiado el uso de partículas de colores en el pasado, señala, pero son más difíciles de fabricar. “Los filtros son probablemente el método más fácil para salir al mercado, puesto que ya se utilizan en las LCD y constituyen una solución mucho más barata que otros enfoques”.

En vista de ello, Peruvemba predice que pasarán al menos tres años antes de que llegue al mercado alguna tecnología de papel electrónico a color que no utilice filtros.

Fuente: Technology Review