Nuevo tratamiento contra el SIDA

Nuevo gel reduce a la mitad el riesgo de infección por sida en las mujeres

Los científicos ponen sus esperanzas en un nuevo avance en la prevención del VIH / sida después de que los resultados de un estudio hayan mostrado que un gel vaginal utilizado por las mujeres antes de mantener relaciones sexuales reduce a la mitad el número de personas infectadas.

Los científicos han estado buscando durante años algo que permita a las mujeres protegerse de este virus. Las mujeres son víctimas del VIH / sida en cifras desproporcionadas; el 60% de las nuevas infecciones en África se producen entre las mujeres. Muchas de las mujeres de los países más pobres tienen poca educación y un estatus muy bajo, por lo que no pueden negociar el uso de condón con su pareja.

Se han realizado diversos ensayos de microbicidas, pero hasta ahora todos han fracasado. El éxito de éste (realizado en Sudáfrica, donde una de cada tres mujeres jóvenes de 20 a 34 años vive con el VIH) se atribuye al uso en forma de gel de un fármaco antiretroviral llamado tenofovir (del tipo de los que se utilizan para tratar el sida).

El estudio, denominado CAPRISA 004, se ha realizado en el Centro para el Programa de investigación del Sida de la Universidad de KwaZulu Natal en Sudáfrica. Los investigadores reclutaron a 889 mujeres de entre 18 y 40 años VIH-negativas, sexualmente activas y en riesgo de infectarse.

A la mitad se les dieron aplicadores vaginales rellenos de un gel que contenía un 1% de tenofovir. A las demás, se les dieron otros similares pero inactivos. Hasta el final del ensayo, no sabían quién estaba en cada grupo. A las mujeres se les pidió que insertaran una primera dosis de gel 12 horas antes del coito y una segunda dosis después, tan pronto como fuera posible, dentro de las 12 horas posteriores. Todas recibieron asesoramiento sobre cómo evitar la infección por VIH y un suministro gratuito de preservativos.

Después de un año, los investigadores descubrieron que el gel había reducido a la mitad el número de mujeres infectadas por el VIH. Después de dos años y medio, el número había bajado, pero todavía había un 39% menos de infecciones en las mujeres que utilizaban el gel. Los científicos creen que la caída de esta cifra se podría deber a la dejadez y la inconstancia en el uso por parte de algunas mujeres con el paso del tiempo, al no saber si el gel estaba produciendo en realidad algún efecto.
Otra buena noticia es que el gel pareció causar pocos efectos secundarios. Aún queda trabajo por hacer antes de que el gel se pueda comercializar.

Pero la OMS se ha comprometido a ayudar y todos los organismos harán todo lo posible para que llegue cuanto antes a las mujeres que lo necesitan; según los investigadores, tal vez dentro de dos años.

Fuente: The Guardian