Molinos de viento para uso doméstico

Energía Eolica para el hogar.
Hace un año el líder del Partido Conservador del Reino Unido decidió tomar ciertas medidas para convertir su casa en un hogar verde. Una de estas medidas fue colocar una turbina de viento doméstica en el tejado de su casa, con el fin de generar electricidad y reducir las emisiones de CO2 (ver foto de The Daily Mail). Algunos tacharon su decisión como un acto de auto-promoción, pero lo cierto es que son cada vez más las personas que deciden implicarse en la lucha contra el calentemiento global y hay una creciente oferta de productos dirigidos al uso doméstico como placas de energía solar y molinos de viento más pequeños que les permite realizar su deseo.

Según un artículo publicado en The New York Times, también hay una creciente demanda en los Estados Unidos entre personas dispuestas a pagar el todavia alto precio – unos 5.000 dólares cada turbina – para colocar una turbina de viento en el tejado, a pesar de que tardarán años en recuperar la inversión en forma de ahorro eléctrico.

La fascinación por las turbinas de viento lo suficientemente pequeñas como para instalarlas sobre un tejado se está extendiendo e incluso el alcalde de Nueva York, Michael R.

Bloomberg, propuso el mes pasado instalarlas en la ciudad. Ya hay pequeñas turbinas instaladas en el arsenal naval de Brooklyn, sobre un edificio de oficinas en el Aeropuerto Internacional Logan de Boston, e incluso en un poste de electricidad en el pequeño pueblo New Hampshire de Hampton.

Estas diminutas turbinas generan tan poca electricidad que algunos expertos en energía dudan de que sean económicamente rentables. En cambio, las turbinas que se están instalando en parques eólicos son cada vez más grandes y potentes y han llegado a disminuir el coste de la unidad de electricidad hasta el punto de competir con la electricidad generada a partir de gas natural

La propagación de las turbinas gigantes y una fascinación general por todo lo ecológico está ayudando a fomentar el interés por las microturbinas para tejados, originando un movimiento que se encuentra en la frontera entre un hobby y una declaración de moda medioambiental.

Algunas personas han colocado desde hace tiempo unas turbinas relativamente modestas sobre torres en el campo. Estas turbinas son capaces de generar suficiente electricidad en un día venteado como para cubrir una buena parte de las necesidades de un hogar, por lo que resultan rentables. En cambio, las nuevas turbinas que se colocan sobre los tejados son mucho más pequeñas, y apenas hay estadísticas todavía sobre su rendimiento.

Beaudoin espera obtener de estas turbinas en un día ventoso el 30% de la electricidad que consume, pero todavía está por ver lo que sucederá.

Fuente: New York Times


Añadir Comentario