Las moléculas forman nanocontenidores.

Según un atículo del MIT Technology Review, investigadores de la Universidad de Minnesota y el Instituto Technion-Israel de Tecnología de Israel han descubierto una forma de fomentar el automontaje de minúsculas estructuras de multi-compartimentos.

Según los investigadores, con el tiempo estas estructuras se podrían utilizar en sistemas de reparto de medicación por el cuerpo humano. Serían especialmente útiles para aquellas aplicaciones que requieran el reparto simultáneo de proporciones muy precisas de distintos productos químicos al mismo sitio y al mismo tiempo.

La clave que permite fabricar estas estructuras compartimentadas se deriva del proceso de juntar moléculas que se frustran entre sí. Las estructuras son fabricadas de tres componentes polímeros altamente incompatibles – un hidrocarbono, un fluorocarbono (son hidrofóbicos) y oxido de polietileno que son solubles en agua.

Se conectan los componentes según la geometría de una estrella formado por 3 brazos, y, en el caso de estrellas múltiples acuáticas, estos componentes se organizan en estructuras multicompartimentales. Según la longitud de la molécula oxidasa polietileno, las estructuras resultantes son bien compartimientos recogidos a nivel individual, o son estructuras largas, tipo gusano, con ejes segmentados.

Según los investigadores, estas nuevas nanoestructuras podrían estar disponibles en el mercado dentro de 2 a 5 años.

Artículo fuente: http://www.technologyreview.com/articles/04/11/rnb_110504.asp?p=1