Imanes para detectar infecciones

El uso de imanes reduce días en el tiempo de diagnóstico de las infecciones

Gracias a dos nuevas técnicas que utilizan imanes, podría ser posible diagnosticar en horas, en lugar de días, infecciones potencialmente mortales, reduciendo los tiempos de espera y salvando vidas.

Un hongo llamado Candida tiene una tasa de mortalidad del 40%. El motivo es que hay cinco especies de Candida y en la actualidad se tardan tres días para determinar qué especie está detrás de la infección, siendo necesario extraer el patógeno y hacer un cultivo para poder identificarlo, pero el apciente puede morir en menos de dos días.

Para detectar en tan sólo 2 horas cuál es la especie presente en una muestra (en caso de que la haya), el equipo de Robert Langer, del Instituto Tecnológico de Massachusetts ha creado un novedoso dispositivo que utiliza la resonancia magnética, haciendo que los núcleos magnéticos resuenen en un campo magnético. El equipo presentó su trabajo en la Reunión Anual del Grupo de Estudio de Micosis este mes en Massachusetts. “Si se trata la infección en las primeras 12 horas, se puede reducir la tasa de mortalidad hasta el 11 por ciento”, señala John McDonough de T2 Biosystems, la compañía que desarrolla la tecnología en Lexington, Massachusetts.

Mientras tanto, Mike Super y sus colegas de la Universidad de Harvard también están utilizando imanes para diagnosticar infecciones. El grupo de Super se ha centrado en la sepsis, una enfermedad potencialmente mortal en la que los órganos del cuerpo se inflaman y pueden fallar. La sepsis puede estar causada por seis especies de hongos y 1400 especies de bacterias. Su diagnóstico requiere de dos a cinco días, y los médicos a menudo prueban a adivinar la causa para tratar a las personas lo más rápidamente posible. Cada hora de espera puede aumentar el riesgo de mortalidad entre un 5 y un 9%, según Super.

Fuente: Newscientist