General Motors fabricará baterías para coches eléctricos

General Motors (GM) se está introduciendo en el negocio de la fabricación de baterías. La compañía ha confirmado las anteriores especulaciones acerca de que la empresa koreana LG Chem proporcionará las baterías de ion-litio para su vehículo eléctrico Volt, cuya salida al mercado está prevista para el próximo año. Pero GM ha anunciado también que pretende empezar a fabricar sus propios paquetes de baterías, señalando que la fabricación de baterías será fundamental para su negocio en el futuro.

El Chevrolet Volt es un vehículo eléctrico que funciona con baterías recargables desde un enchufe corriente para recorridos de menos de 65km. Para viajes de mayor trayecto, un generador de etanol o gasolina incorporado recargará la batería. Dos empresas de baterías, LG Chem y A123 Systems, de Watertown, Massachusetts, han competido por suministrar un paquete de baterías para el Volt. Cientos de pilas individuales deben ser conectadas y emparejadas con dispositivos electrónicos de control para crear el paquete de batería de 16kw/h para el coche.

Inicialmente, las pilas de LG Chem serán conectadas en paquetes por su filial Compact Power, de Troy, Missouri, pero una vez que se haya construido una planta de fabricación, será GM directamente quien combine las pilas para formar los paquetes de baterías, según ha anunciado la compañía. Bob Kruse, director ejecutivo de Operaciones de ingeniería para Norteamérica de GM, afirma que la decisión de fabricar sus propias baterías es similar a la de fabricar sus propios motores y responde a que dicha tecnología es vital para el futuro éxito de la compañía.

La decisión de GM forma parte de un cambio estratégico de la compañía hacia la fabricación de vehículos eléctricos, desde coches que dependan de motores eléctricos y baterías para breves ráfagas de energía a los que funcionen únicamente con electricidad (véanse los infográficos que comparan las diferentes tecnologías de vehículos eléctricos). “El diseño, desarrollo y producción de baterías avanzadas deberá ser una competencia fundamental para GM, y estamos desarrollando rápidamente nuestras capacidades y recursos para respaldar esta dirección”, señaló Rick Wagoner, CEO de GM.

La compañía planea incrementar su desarrollo de baterías a nivel interno construyendo un laboratorio de baterías de cerca de 2900m2 y contratando a cientos de ingenieros especializados en baterías. GM está colaborando también con un programa de ingeniería de baterías de la Universidad de Michigan para formar a nuevos ingenieros. La falta de ingenieros de baterías cualificados y con experiencia en los EEUU ha sido una de las principales dificultades con las que se han encontrado las empresas de reciente creación en este campo como A123 Systems. La mayor parte de la producción de baterías avanzadas tiene lugar en Asia, y esto podría frenar el cambio de vehículos convencionales a los eléctricos en los EEUU.

Una de las principales prioridades del nuevo laboratorio de la compañía será evaluar y ampliar el tiempo de vida de las baterías. Las baterías de ion-litio (utilizadas comúnmente en portátiles y teléfonos móviles) pierden su capacidad de almacenamiento en apenas un par de años. La batería de Volt ha sido diseñada para durar de ocho a diez años, de modo que no sea necesario reemplazarla durante el tiempo de vida del coche, pero para lograr esto, la compañía ha tenido que incrementar el tamaño del paquete de batería con el fin compensar la pérdida de la capacidad de almacenamiento. El paquete almacena 16kw/h de electricidad, pero solo ocho de ellos se usarán para el alcance de 65km del coche. En un futuro, la compañía espera utilizar muchas menos baterías para lograr el mismo alcance.

Fuente: Technology Review