Energía solar más barata

La empresa 1366 Technologies, de Lexington, Massachussets, ha anunciado unas mejoras para la fabricación de las células solares convencionales que podrían incrementar considerablemente la eficacia de las células de silicio multicristalinas y reducir el coste de la energía solar alrededor de un 20%.

Una reducción de costes de esta magnitud mejoraría la competitividad de la energía solar con respecto a las fuentes de electricidad convencionales. En lugares soleados, esto podría reducir el coste de energía solar hasta unos 15 o 16 céntimos el kilovatio hora, señala Craig Lund, director de desarrollo empresarial de 1366 Technologies. Eso es más barato que algunas fuentes de electricidad convencionales, especialmente las que se utilizan en los momentos de mayor demanda de de electricidad.

1366 Technologies ha desarrollado tres procesos que se pueden incorporar en las líneas de fabricación de las células solares existentes para mejorar su eficacia. La compañía ha mostrado que estas tecnologías se pueden utilizar para producir células solares multicristalinas con un 18% de eficacia en la conversión de la luz solar en electricidad. El estándar actual del sector para estas células solares es del 15-16%, aunque se han registrado eficacias mayores. La compañía ha ya ha demostrado antes las nuevas tecnologías, pero únicamente en el laboratorio, con células solares experimentales muy pequeñas. Ahora ha hecho células solares a tamaño real utilizando el tipo de equipo usado en la fabricación a gran escala.

Sin embargo, la clave de las tecnologías de esta empresa no es la eficacia que se logra, sino lo poco que cuesta esa eficacia. Según Lund, los nuevos procesos añaden solo unos cuantos céntimos por vatio al coste de fabricación de las células solares, pero esta inversión conduce a unos ahorros mucho mayores en el coste del producto final.

Los nuevos procesos inventados por Emanuel Sachs, jefe de tecnología de la compañía y profesor de ingeniería mecánica del MIT, incrementan la cantidad de luz que las células solares pueden absorber.

Incrementar la cantidad de energía que genera cada célula solar, reduce los costes de material, los costes de fabricación de los módulos solares (en los que las células se montan en los paneles solares) y los costes de instalación. Al final, señala Lund, el coste de un panel solar instalado se reducirá entre 50 y 80 céntimos por vatio.

Fuente: Technology Review