Energía de Olas

El sector de las energías renovables ha recibido un impulso con la inauguración del primer proyecto comercial de energía undimotriz del mundo en la costa portuguesa.

Desarrollados por una compañía de ingeniería escocesa, Pelamis Wave Power Limited, los conversores de energía de las olas de Pelamis (PWEC) han sido remolcados hasta su posición a tres millas de la costa de Agucadoura, en el norte de Portugla.
En la primera fase del proyecto se están utilizando tres PWEC para generar 2,25 megavatios de energía con un coste de nueve millones de euros.

En caso de éxito, una segunda fase incrementará la cantidad de energía generada a 21 megavatios obtenidos de 25 máquinas que proporcionarán electricidad a 15.000 hogares portugueses.

El proyecto es una empresa conjunta entre Pelamis Wave Power Limited, Babcock and Brown Ltd (especialista mundial en gestión de recursor), Energias de Portugal (EDP) y le grupo energético portugués EFACEC.

Cada máquina mide 140m de largo y 3,5m de ancho y se mantiene parcialmente sumergida en el mar.

Según explicó Anthony Kennaway, de Babcock and Brown, a la CNN los PWEC consisten en “cuatro largas secciones que conforman una máquina. Entre estas secciones hay tres pequeños motores generadores. Las cuatro secciones están unidas entre sí por brazos hidráulicos. A medida que las olas pasan a través de al máquina empujan los brazos hacia fuera y hacia dentro. Este movimiento de los brazos empuja el fluido hidráulico hacia el interior de un depósito de alta presión. Dicho depósito libera, a continuación, el fluido a un ritmo constante a través de un motor generador”.

La energía generada pasa a un cable en el fondo marino que la transporta a una subestación en tierra, donde se convierte en electricidad utilizable.

Los PWEC dependen, por supuesto, del tiempo. Dependiendo de la fuente de olas, Pelamis prevé que las máquinas producirán una media de un 25-40% de su producción total de energía a lo largo de un año.

El profesor Fells, del NaREC (New and Renewable Energy Center) en Blyth, Northumberland, está convencido del potencial de la energía undimotriz, pero afirma que todavía está en su infancia. “Hace unos años, cuando estaba hablando de una máquina Wavegen de 500 vatios, un periodista me preguntó cuántas máquinas serían necesarias para reemplazar las dos plantas de energía nuclear de Escocia; la respuesta es 10.000. Eso da una perspectiva de la situación”.

Fuente: CNN Science


Añadir Comentario