El futuro según Sony

Sony apuesta por un futuro en línea y en 3D

Según un artículo publicado este mes en The Guardian, Sony, el gigante japonés de la electrónica, ha afirmado que para el 2011, el 90% de todos los productos que fabrica se podrán conectar a Internet. A modo de ejemplo, su presidente Sir Howard Stringer presentó la última cámara digital de la compañía, un modelo que cuenta con acceso a Internet Wi-Fi incorporado e incluso navegador Web, lo que permitirá a los usuarios subir sus fotos a Internet sin ni siquiera tocar un ordenador.

Hace apenas unos años la mayoría de la gente era feliz simplemente viendo sus vídeos en el televisor del salón, pero ahora también vemos la televisión en nuestros ordenadores, en pantallas planas de alta definición o incluso en nuestros iPods, y esto es tan solo la punta del iceberg. Al menos según Sony, que ha presentado unas gafas futuristas que proyectan vídeo en 3D en las lentes a la vez que permiten seguir viendo lo que haya a su alrededor.

Las gafas, que todavía son un prototipo, están entre los productos que Sony ha presentado en la Feria de Electrónica de Consumo (Consumer Electronics Show) de Las Vegas, una de las más importantes del sector tecnológico y en la que más de 2.700 expositores exhiben sus últimos dispositivos.

Estas gafas que, según Sony, podrían salir al mercado en apenas unos años, darán un nuevo impulso a la compañía en el camino de la televisión 3D y también podrán conectarse a Internet.

Según Sir Howard, la tecnología 3D –limitada durante años a proezas extraordinarias y películas de serie B– está alcanzando su madurez y pronto estará disponible en los cines y televisores de todo el mundo. Los principales estudios cinematrográficos de Hollywood, Disney y Dreamworks, ya han ofrecido muestras de 3D, y John Lasseter, uno de los fundadores de Pixar –famoso por películas como Toy Story, Buscando a Nemo Nemo y WALL•E– se han sumado a Sir Howard para ensalzar las virtudes del vídeo en 3D de alta definición.

Sony desveló también los secretos de su nuevo ordenador portátil, el Vaio P Series Lifestyle PC de 8 pulgadas. La máquina, que costará unos 960€, ha generado interés en el sector por su diseño elegante y ligero.

A pesar de ser una de las partes dominantes del sector tecnológico en los 80 y los 90, Sony ha tenido que luchar para conservar su puesto en los últimos años. Y al tener que hacer frente a la dura competencia de fabricantes coreanos más agresivos, como Samsung y LG, le ha resultado difícil coordinar las distintas partes de su amplio negocio.

También le está costando triunfar en algunas áreas clave. En Navidades la consola PlayStation 3 de Sony –núcleo del plan de la compañía para convencer a la gente de que compre vídeo de alta definición– fracasó frente a sus competidores, la Wii de Nintendo y la Xbox 360 de Microsoft.

Y en otras áreas la compañía está haciendo frente también al impacto de la recesión.
“Son tiempos realmente difíciles”, señaló Sir Howard. “Pero, finalmente, el sector de la electrónica de consumo prevalecerá”.

Fuente: The Guardian Technology