E-reader en color

Varios lectores electrónicos, incluido el Kindle de Amazon y el eReader de Sony, utilizan la tecnología de papel electrónico con la que es más fácil leer que con otras pantallas convencionales, pero el papel electrónico todavía no está a la altura de las pantallas de cristal líquido convencionales en cuanto a velocidad de refresco y viveza de color.

Ahora, según este artículo publicado en Technology Review, el fabricante de electrónica Fujitsu ha afirmado que sacará al mercado el próximo mes, en Japón, un lector electrónico llamado FLEPia, basado en LCD, con un color vivo; el primero del sector. Fujitsu espera que la tecnología pueda competir directamente con la de E Ink, el fabricante de las pantallas de papel electrónico en blanco y negro que utilizan el Kindle y el eReader, aunque con un precio de más de 1.000 dólares, FLEPia todavía tiene un largo camino por delante.

De momento, no se han utilizado pantallas en color en los libros y periódicos electrónicos, debido a que una pantalla LCD típica cansa mucho la vista, y cuanto más clara es la luz ambiente, más brillo necesita la pantalla. Además, la luz trasera de la LCD consume energía, que obtiene de una pila que apenas dura un par de horas. Al mismo tiempo, E Ink y otras compañías no han tenido éxito a la hora de comercializar versiones en color de sus papeles electrónicos. De hecho, E Ink ha desarrollado prototipos de papel electrónico con color y vídeo, pero todavía tienen que lograr el contraste de color necesario.

Fujitsu optó por utilizar una tecnología de Kent Displays, para la cual obtuvo licencia en el 2005. Esta tecnología, denominada Reflex LCD, se comporta de forma muy diferente a la mayoría de pantallas LCD, explica Asad Khan, Vicepresidente de Tecnología de Kent. Al igual que el papel electrónico de E Ink, refleja la luz ambiente en lugar de contener una bombilla en su interior.

Esto significa que la pantalla Reflex LCD no cuenta con una luz trasera que consume energía y tampoco tiene la serie de capas ópticas que tienen la mayoría de las LCD. En su lugar, unos cristales líquidos como los utilizados en los monitores de los ordenadores se colocan entre láminas de conductores transparentes, de tal modo que reflejan la luz. Para lograr el color, explica Khan, las Reflex LCD utilizan tres capas de cristales; cada capa refleja la luz verde, azul o roja y, por lo demás es transparente.

La tecnología de píxeles en capas utilizada por Kent difiere de las LCD tradicionales en las que los píxeles rojos, azules y verdes están unos junto a otros. Con una colocación como esta, tres píxeles ocupan la misma cantidad de espacio que un solo píxel blanco o negro. Esto significa que es menor la luz que pasa o refleja un color a través de ellos que a través de un píxel blanco o negro, lo que origina una falta de contraste y de viveza. Las LCD tradicionales resuelven este problema encendiendo la luz trasera. Según Khan, Kent eligió el enfoque de capas porque permite que sus pantallas en color sean tan vivas como una en blanco y negro sin la necesidad de recurrir a una luz trasera.