Diagnosticar depresión con análisis de sangre

Un análisis de sangre para diagnosticar la depresión

Los médicos podrían disponer pronto de un modo más objetivo de diagnosticar y tratar la depresión: un análisis de sangre que proporciona una puntuación del uno al nueve. De acuerdo con este sistema, una puntuación más alta equivale a una mayor probabilidad de que un paciente sufra un trastorno depresivo grave.

Desarrollado por Ridge Diagnostics, con sede en San Diego, el análisis mide los cambios en 10 biomarcadores de la sangre y utiliza los resultados para alimentar un un algoritmo que evalúa cuatro sistemas del cuerpo diferentes para calcular la puntuación final.

Si bien las resonancias y los análisis de sangre avanzados pueden revelar muchas enfermedades en sus etapas más tempranas, el diagnóstico de los trastornos neuropsiquiátricos normalmente requiere que un experto evalúe cuántos síntomas subjetivos presenta un paciente. Como resultado, muchos pacientes no reciben el diagnóstico adecuado o nunca llegan a ser diagnosticados.

Los médicos han estado buscando una prueba biológica objetiva para la depresión desde el inicio de la psiquiatría clínica, hace 50 ó 60 años. Los científicos han probado con diversos métodos, incluyendo pruebas genéticas, pruebas que miden las respuestas del estrés hormonal, o la resonancia cerebral. .

El análisis de Ridge engloba varios marcadores. Los científicos de la compañía examinaron más de 100 marcadores para seleccionar una combinación de 10 para su análisis de la depresión. Estos marcadores están relacionados con los sistemas en los que se sabe que influye la depresión, especialmente el metabolismo, el sistema inmunológico, el sistema nervioso y las hormonas producidas por el hipotálamo, la glándula pituitaria y las glándulas suprarrenales.

La CEO de Ridge, Lonna Williams, afirma que la compañía ha validado el panel de biomarcadores y su algoritmo a través de ocho estudios realizados en varios cientos de pacientes y muestras de control. Hasta la fecha, han demostrado que los resultados del análisis de sangre coinciden, casi en el 90% de los casos, con los diagnósticos realizados utilizando los criterios del DSM-IV y la Hamilton Depression Rating Scale.

Fuente: Technology Review