Cámaras digitales con máxima resolución

Según un artículo publicado esta semana en Technology Review, el último sensor de Kodak, lanzado por primera vez la semana pasada, logra que las cámaras digitales alcancen el intervalo de los 50 megapíxeles.

Aunque una resolución tan elevada va más allá de las necesidades de la mayoría de los consumidores, los fotógrafos profesionales podrán, con el nuevo sensor, sacar fotografías con un nivel de detalle sin precedentes. Por ejemplo, en una foto tomada en un campo de 1km de ancho, el sensor haría posible que un visor detecte un objeto de tan solo 30 centímetros de ancho.

Este tipo de resolución solo es realmente fundamental para la fotografía profesional, en la que las imágenes de alta calidad a menudo deben ser ampliadas. Pero también podría ser útil para otras aplicaciones, como las fotografías aéreas utilizadas en servicios como Google Earth. Al tener más píxeles los aviones pueden volar más alto y no es necesario sacar tantas fotos, señala Mike DeLuca, director de marketing de Kodak, en Rochester, Nueva York.

El sensor, que produce una matriz de 8.176×6.132 píxeles, cierra aún más la brecha entre la fotografía tradicional y la digital.

Normalmente, cuanto más pequeño es el píxel, más pobre es la calidad, señala Albert Theuwissen, experto en fotografía digital y fundador de Harvest Imaging, en Bree, Bélgica. Según DeLuca, en el caso del sensor de Kodak, nuevos pigmentos incrementan la calidad de color proporcionada por el sensor, mientras que otros mecanismos permiten que los píxeles sean tan sensibles como otros de mayor tamaño y, a pesar de ello, son procesados con más rapidez que en diseños previos. Además, destaca que el nuevo sensor utiliza menos energía que sus predecesores. “Cualquier solución que haga que el sensor sea más rápido y que consume menos energía es un paso adelante”, añade Theuwissen.

Kodak ya tiene un sensor en el mercado con una resolución de 39 millones de píxeles. Pero para incrementar más la resolución, la compañía tenía no solo que reducir el tamaño de cada píxel de 6,8 a 6 micrómetros, sino también modificar de forma radical la manera en que funcionan estos sensores de dispositivos de cargas (eléctricas) interconectadas (CCD), señala DeLuca.

Fuente: Technology Review