Cerebro artificial

Una empresa startup intenta crear un cerebro artificial

Los ojos trabajan con el cerebro para enseñarle el mundo. Así aprendemos a reconocer objetos, personas y lugares y a imaginar cosas nuevas. Una empresa llamada Vicarious cree que los ordenadores podrían aprender a hacer lo mismo y está desarrollando un software que trata de procesar la información visual del mismo modo que lo hace el cerebro.
Vicarious espera combinar la neurociencia y la informática para crear un sistema de percepción visual inspirado en el neocortex, la parte arrugada externa del cerebro que se ocupa del habla, el oído, la vista y el movimiento, entre otras funciones.
La idea de una red neuronal —un software que pueda simular el modo en el que funciona el cerebro mediante el establecimiento de conexiones entre neuronas artificiales— ha existido desde hace décadas, pero Vicarious afirma haber perfeccionado y mejorado las técnicas anteriores.

El cofundador de la empresa Dileep George señala que otros han tendido a basar su software de red neuronal en el modelo “neocognitron” propuesto por primera vez en 1980 (que a su vez se basa en un modelo de corteza visual ideado décadas antes). Estos sistemas, por lo general, están entrenados para reconocer la información visual utilizando imágenes estáticas aleatorias, añade.

Vicarious, señala George, está utilizando una arquitectura más sofisticada y entrenando su sistema con una secuencia de vídeo que varía con el tiempo.
Vicarious espera tener un sistema de visión desarrollado y, posiblemente, comercializado en los próximos años. El cofundador D. Scott Phoenix cree que podría tener muchas aplicaciones: una computadora podría analizar las imágenes de diagnóstico para determinar si un paciente tiene cáncer o mirar a un plato de comida y decir cuántas calorías contiene.

 Phoenix afirma que el software de Vicarious, al igual que el cerebro humano, esencialmente aprende viendo una serie de imágenes y estableciendo conexiones en respuesta a ellas. Esto significa que es lo suficientemente inteligente como para identificar un objeto, incluso si hay falta de información; reconocerá, por ejemplo, un brazo, aunque esté cubierto por pintura o un reloj de pulsera.
Vicarious no ha publicado los detalles de su tecnología, pero la compañía, creada en el 2010, ha despertado el interés de algunos inversores. El mes pasado, en una ronda de financiación de serie A recaudó 15 millones de dólares de un grupo de inversores que incluye al cofundador de Facebook Dustin Moskovitz.
Fuente: Technology Review